the punisher

Llegamos al ecuador de The Punisher y al último de los capítulos que pudimos “disfrutar” antes del estreno global de la serie de Marvel Netflix.

Review The Punisher 1×01: 3 A.M.

Review The Punisher 1×02: Dos hombre muertos

Review The Punisher 1×03: Kandahar

Review The Punisher 1×04: Suministros

Review The Punisher 1×05: Gunner, encuentros breves

La trama de la serie sigue avanzando muy lentamente y, tomando como contexto el anterior episodio, nos quedamos justo en el momento que Lieberman trae de vuelta a un Frank herido de gravedad a la “Batcueva”.

El episodio comienza con una extraña cena donde el Punisher y su familia se encuentran en una cena junto con Lieberman ,y su propia familia, sin duda estamos ante algo irreal, un sueño, o más bien una pesadilla. Vemos como Frank aun totalmente inconsciente sigue atormentado por sus pecados y siente culpabilidad por la muerte de su familia, pero no solo eso, también piensa que probablemente destruya la familia de su amigo, y al propio Lieberman, por acercarse a ellos.

 

Toda esta idea me pareció muy interesante, y muy por encima de lo que me tenía acostumbrado la serie de Netflix hasta ahora, pero se ve un poco opacada por las limitaciones dramáticas del actor protagonista. Poner cara de serio y dar de hostias muy bien, llorar y mostrar un poco de expresividad, lo siento pero no lo es tuyo Jon Bernthal.

De vuelta a la realidad, Lieberman consigue la ayuda de Curtis, quien se encargará de hacer todo lo posible por mantener vivo al Punisher. Asistimos a una operación bastante explícita, que dejará cierto mal rollito a más de uno. Ser explícito en este tipo de escenas y el gore que muestra es de lo mejor de la serie sin duda.

Del trío calavera pasamos al personaje más útil de la serie, la agente Madoni y su “apasionado romance” con Billy Russo (se le ve el culete). Pero no todos son rosas y mariposas en este “interesantísimo” amorío, Billy descubrirá de qué trata la investigación de Madoni y lo implicado que está su amigo Frank. No podía guardar los informes, para qué, qué más da que lo lea el mejor amigo del mayor sospechoso de la investigación.

Frank despierta y Lieberman le cuenta que su amigo caído en el bosque ha sido enterrado como deseaba. Después pasamos a las escenas más interesantes de toda la serie, las reuniones de nuestro amigo y exsoldado Curtis Hoyle (nótese la ironía). Sigue en su aventura de mejorar la vida de aquellos que están intentando dejar atrás sus experiencias de guerra, aunque muy bien no lo hace…

 

Como preveía el sueño de Frank, la familia de Lieberman no está en su mejor momento, y su hijo menor está yendo de “chulo” por la vida viendo en su padre un traidor. Uniendo por fin la trama de Billy Russo y Frank, el ligón intenta tomar contacto con el Punisher a través de un llamamiento en clave por radio.

Pasemos por alto las andaduras de Lewis, que comentaré en detenimiento un poco más adelante. Asistimos a la primera actuación oficial de C.S.I. The Punisher, que descubren todo lo que ha pasado en el bosque con total detalle echando solo un vistazo general a un trozo de escena, brutal.

Por fin llega un momento que puedo destacar positivamente de la serie, y son esas charlas entre Frank y Lieberman que no tienen nada que ver con el pasado en Kandahar ni nada importante en la historia, pero que aportan profundidad a ambos personajes, da un respiro que se agradece y son muy entretenidas. También nos cuentan la implicación que hay entre un pelotón de soldados, tratándose entre ellos como si fueran familia, algo que trata de remarcar mucho la serie de Marvel Netflix, pero no siempre de la mejor manera.

Madoni confirma al 100% todas sus sospechas y descubre que la sangre de la escena del bosque es de Frank, tras esto, le cuenta todo a Billy Russo y lo convence para que tome contacto con su amigo e intente ayudarlo. Luego asistimos a una cadena de comunicación donde Billy le cuenta todo a Curtis, y Curtis a Frank. Se acerca la toma de contacto entre los “best friends”.

 

Lo que veíamos venir hace varios episodios con Lewis ocurre a continuación, acaba matando al impostor en una escena que da un poco de vergüenza ajena. Supongo que esta subtrama cobrará su importancia próximamente, pero no me puede importar menos y parecerme más inútil el personaje de Lewis, por mucho sentido que cobre posteriormente no creo que esté justificado el viaje por la vida de este personaje…Por cosas como esta la serie avanza tan irregularmente.

El capítulo se acerca a su final y Frank y Billy se juntan por fin. Bastantes buenos diálogos en esta parte y queda concertada una especie de huida del país por parte del Punisher. Con esto, Frank marcha a visitar por última vez, a priori, a la familia de Lieberman. Hay un rollito raro entre Frank y Sarah, que encima teniendo al marido de voyeur se intensifica. Ambos se abren el uno a otro, de manera figurada.

 

Y como colofón final, Frank no asiste a la huida que le tenían preparada y descubrimos las intenciones reales de Billy y su asociación con el mayor enemigo hasta ahora del Punisher, vaya nadie se lo esperaba, aun sin leer los cómics o conocer al personaje se veía desde el minuto uno este “giro de guion”.

Con esto y un bizcocho, dejamos por finiquitado el sexto episodio de la primera temporada de The Punisher, y espero que la última. Mucho tiene que mejorar la serie en su segunda mitad para que cambia las impresiones que me ha dejado, una trama simple que se densifica sin motivo alguno, con subtramas y personajes que no aportan absolutamente nada y solo hacen marear la perdiz. Tomando como ejemplo a Madani, con su investigación no hace más que descubrir cosas que ya nos ha contado antes Frank, tiene casi tantas escenas como el protagonista y es una pérdida total de tiempo, además de despertar cero interés como personaje.

Esto hace que el ritmo de la serie caiga en exceso, y que nos perdamos en una trama que no debería dar para mucho más de dos capítulos. De las pocas cosas que destacaría de la serie son el gore y las escenas duras que se muestran, algunos diálogos que aportan frescura y a Lieberman, mi personaje preferido con diferencia.

Si tienes más ganas de The Punisher no te pierdas la crítica general de la serie hasta este ecuador, y además, nuestro podcast sobre las impresiones de la serie.

Reseña Panorama
The Punisher 1x06
4
Artículo anteriorReview The Punisher 1×05: Gunner, encuentros breves
Artículo siguienteCrítica de El Autor (2017): Camino hacia los Goya
Amante del cine desde chiquitito. Llevé el anillo único al Monte del Destino en 2 días, elegí la pastilla verde en Matrix, vi que había dentro del maletín de Pulp Fiction y soy el octavo samurái encubierto.