the punisher

Hoy es el día, The Punisher llega a nuestros hogares, como en Cinéfilos hemos sido unos afortunados tienes recién salidos del horno los 6 primeros episodios, de los cuales hemos podido disfrutar en exclusiva gracias a Netflix.

Review The Punisher 1×01: 3 A.M.

Review The Punisher 1×02: Dos hombre muertos

Review The Punisher 1×03: Kandahar

Review The Punisher 1×04: Suministros

Review The Punisher 1×06: La cabra de Judas

En esta reseña paso a desglosarte punto por punto todo lo que ha pasado durante el 1×05 de The Punisher, y a grito de youtuber adolescente…. ¡empezamos!.

El episodio comienza con una Dinah Madani, tras el capítulo anterior en el que pudimos verla perseguir a Frank cual Fitipaldi. La visión de Castle “salvándola” la atormenta, como podemos ver en los repetidos flashbacks de la detective.

La agente se acicala, se empastilla… y ale… a currar que es señora, y la serie pretende mostrarnos una especie de pseudocrítica acerca de la posición de la mujer con respecto a sus congéneres masculinos.

El duo calatrava (Castle/ Lieberman)  sigue con sus tira y afloja, parece que estos dos nunca van a ponerse de acuerdo. Frank le reprocha a Micro/ David Lieberman haberse saltado el plan, por lo que han expuesto su “modo fantasma/incógnito”

En otro orden de cosas, volvemos a esa especie de tensión sexual, a lo Gran Hermano con Lieberman observando como Frank estrecha lazos con su familia. Componentes: niña que quiere un padre, señora de mediana edad que todavía quiere marcha, e hijo que odia al universo. RESULTADO: invitémosle a cenar y estrechamos lazos.
¿Es que nadie piensa en Lieberman??

 

Madani vuelve a la ofi, para mentir a su superior… no quiere que su obsesión por Castle le haga perder credibilidad. Debido a la sustracción del camión de armas, la Oficina del inspector general va a meterse por en enemdio…
última portunidad para madani, tienes algo que decirme?” “ojala pudiera”.

Billy Russo, aka el maromo potente, el de la agencia de seguridad privada, y el amigo de Castle insiste con la agente ….

… pero ella está mas ocupada en pensar en Karen y lo ocurrido en Kandahakar, o como Dios quiera que se llame

En lo que he bautizado como el cuartel fantasma, Castle y Frank dan con la respuesta a quien grabó las imágenes: Gunner, un soldado decente, de fuerte moral.

“Virgina, sede de la CIA” (léase esto con sonido de teclas repiqueteando). Un nuevo señor Don Limpio hace acto de presencia. El típico líder con charlas al estilo EEUU “somos Amñerica, somos los mejores, etc etc…” Quedaos con este señor uniojo. (William Rawlins)

Madani pide la presencia de la Sra.t Karen Paige, ambas mujeres terminan congeniando, las dos saben que se ocultan datos… y hablan entre líneas. Off the record, Dinha confiesa que Wolf era corrupto, mientras que también saca a relucir el tema de Castle. Karen le defiende a capa y espada. Aún así, la semilla de la empatía y la buena opinión sobre Madani, ha germinado en Paige.

Y no dejamos a Dinah, quien finalmente confiesa a su compañero el porqué de LA LISTA que acaba de mandarle buscar y motivo. En el accidente/robo de armas, caso que le han asignado investigar, vió a Frank Castle, por lo que se disponen a buscar al resto de compañeros marines que sirvieron juntos.

¡Sorpresa! el señor cíclope, está grabando la conversación de los dos agentes. (Más Gran hermano, repetición de recursos)

LA LISTA es hackeada por David Lieberman.

Karen y Castle se encuentran en el muelle. La periodista le cuenta su visita a Seguridad Nacional e intenta hacer entrar en razón al Castigador. La joven sabe que no puede llevar su tarea a solas, y no perecer en el intento.

 

De nuevo estamos de vuelta en las oficinas de Seguridad Nacional, donde interrogan por el altercado en el robo de armas a Madani y su compañero. Al final de la secuencia descubrimos que ambos han preferido callar, y que Stein le da una semana para encontrar alguna evidencia de la existencia de Castle.

 

No podía faltar el rollito político… luego volvemos sobre este camino.

Lieberman investiga a los nombres de la lista, el primero de ellos es Gunner. Frank va a hacer una excursión con destino su antiguo compañero, el pistolero quiere ir solo, Liberman insiste, Frank no quiere compañía, pero al final cede.

En el viaje tenemos un poquito de historia acerca de la operación Cervero, algo que os ahorraremos…

Volvemos a la senda política. El Sr. alopécico sin ojo, (lo tiene todo el hombre) es recibido por la futura directora de la CIA, quien le pide que sea su subdirector, e insiste en que debe estar limpio o en caso contrario hacérselo saber para poder limpiar las manchas, ya que llevar a alguien que trabajó en operaciones encubiertas puede suponer un problema político de cara a Defensa y Estado.

Frank va en busca de Gunner, éste cree que es un intruso y le dispara en la zona del pecho. Un herido Frank logra hacerse creer. Es en estas cuando le pregunta porque grabó la cinta.
Gunner le relata como un chico de unos 19 años le dió su cuchillo, el joven falleció y él fue a la morgue a devolverle su arma. Allí vió como llenaban su cuerpo con droga, al chico y a todos los que estaba allí. Frank pregunta quienes eran los que hacían eso y Gunner confiesa que el coronel, Bennet, Orange.

Tras esta revelación, escuchan que unos hombres se acercan. Frank va a alegrase de haber llevado a Lieberman.

Seis hombres armados hasta las cejas emboscan a los exmarines, mientras vemos como la operación es supervisada por el futuro subdirector de la CIA.

En este momento, ocurre la que para mi es la primera escena de acción destacable, pues si bien anteriormente habíamos visto la persecución y robo de armas, en esta vemos las dotes de lucha de Castle en estado puro, junto con el sobado cliché del compañero de la furgoneta, en esta ocasión, Dron en mano.
Uno a uno, Gunner y Frank acaban con los soldados, para terminar con un “Voy a por ti” a quien hay detrás de las cámaras.

Parece que la “operación” ha sido un éxito , pero … Gunner está herido de gravedad.

Y … alguien va a faltar a su cita para cenar, con la familia de otro alguien.

Gunner muere en el bosque, y Frank queda moribundo, echado e inconsciente en el suelo, mientras que el dron sobrevuela el bosque en su busqueda.

Madani se va de marcha con Billy. Y vaya si la tienen. Ambos se dan un atracón de sexo, que veremos como termnina…

Lieberman da con el cuerpo de Frank, y lo arrastra a la furgoneta.

Hasta aquí, nuestra review de The Punisher 1×05. El ecuador de la serie se acerca. Si quieres dar un vistazo a lo que nos ha parecido la temporada a continuación te dejamos nuestra crítica completa sin spoilers. Y en una horita, mi compañero Jose te trae el 1×06: “La cabra de Judás”.

Crítica de The Punisher (2017): Marvel y Netflix fallan el primer tiro

P.D: Tambíen puedes escucharnos hablar de The Punihser en nuestro podcast oficial.

Podcast Cinéfilos Frustrados: #1 The Punisher y Stranger Things

Reseña Panorama
The Punisher 1x05
5
Artículo anteriorReview The Punisher 1×04: Suministros
Artículo siguienteReview The Punisher 1×06: La cabra de Judas
Clarinetista a tiempo completo, devoradora de libros y seriadicta en rehabilitación. Gracias a mi giratiempo, si es necesario, me teletransporto a Fargo, Neo-Tokyo, Caprica o donde sea menester. Una película: La "Principesa" Prometida...