Stuart Solos

Stuart es el séptimo y último episodio de Solos, la nueva serie antológica de Amazon Prime Video. Un episodio sobre las relaciones, la memoria y la muerte.

Stuart está protagonizado por Morgan Freeman, nominado en 1988 y ganador en 2005 en la categoría de los Óscar “Mejor Actor de Reparto” por El Reportero de la Calle 42 y Million Dollar Baby; nominado en 1990, 1995 y 2010 en la categoría de los Óscar “Mejor Actor” por Paseando a Miss Daisy, Cadena Perpetua e Invictus. Morgan comparte protagonismo con Dan Stevens (Otto), conocido por interpretar a Matthew Crawley en la serie Downton Abbey e interpretar a la Bestia en la última adaptación a acción real de La Bella y la Bestia.

CRÍTICA SIN SPOILERS DE SOLOS [AMAZON PRIME VIDEO]

La playa

El episodio comienza con Stuart en una playa. Stuart tiene Alzheimer y se encuentra en un centro especializado, dónde sus pacientes se les llama Solos. Mientras está sentado en un sofá mirando las olas aparece Otto. Podemos ver que está en punto muy avanzado de la enfermedad.

Otto coloca en el brazo de Stuart un parche vinculado a la regeneración de memoria a través de células madre. Podemos ver que Stuart tiene varias cicatrices similares en el brazo. A medida que el porcentaje aumenta en el parche, la memoria de Stuart comienza a regresar lentamente. No recuerda a Otto, que dice ser del Servicio Nacional de Salud. Otto le dice que es un procedimiento gratuito que están suministrando para curar el Alzheimer.

La regeneración alcanza la fase 2 y los recuerdos personales de Stuart comienzan a brotar. Stuart menciona recuerdos sobre su mujer, aunque si atendemos bien nos daremos cuenta de que se trata de la mujer de Tom del episodio 2. Tiene ganas de estar en la piscina de su mejor amiga Nia, mejor amiga de Sasha del episodio 4. Recuerda ver el sueño de su vida, el sueño de viajar al futuro de Leah del episodio 1. Incluso recuerda que se encontró a Ming en el supermercado con su mujer, el amor fallido de Peg en el episodio 3. Por último, se ve bajando por el tobogán azul y cayendo a los brazos de su madre.

Se descubren las cartas. Otto relata cómo los pacientes de Alzheimer suelen mostrar síntomas parecidos a los adictos a los recuerdos. Si se instalan demasiados recuerdos las neuronas se destruyen, dando a parecer que se tiene la enfermedad. Stuart es un adicto, un ladrón de recuerdos.

Stuart Solos

Ladrón de recuerdos

Stuart instalaba extractores de memoria a la gente y les quitaba sus recuerdos. Después de años robando recuerdos el cerebro de Stuart empezó a morir por la adicción. Stuart robó a Otto sus recuerdos cuando sólo era un niño y su madre acababa de morir en el hospital. Otto perdió todo lo que le quedaba de su madre al perder sus recuerdos.

Stuart comienza a verbalizar los recuerdos de Otto sobre su madre. Otto le pregunta el porqué de los robos. Stuart explica que durante el confinamiento (episodio 4) su hijo le parecía una molestia. Prefería estar con sus dispositivos y pantallas en vez de jugar con él. Un día cayó enfermo y Stuart perdió a su hijo debido al virus. Sólo quería morir y no sentir nada. Cuenta que deseaba largarse en una nave espacial (episodio 3) o quedarse encerrado en casa (episodio 4) o viajar al futuro (episodio 1) o ser castigado por sus actos (episodio 5). Deseaba ver a su hijo como lo que era (episodio 6), todo su mundo y no un estorbo.

Decidió robar y saquear los recuerdos de cientos de personas para sustituirlos por los suyos tan dolorosos. Robó a Otto cuando era un niño porque necesitaba recordar el amor de un niño por su padre. Stuart se disculpa después de revivir los últimos momentos de Otto con su madre en la camilla del hospital. Otto decide recuperar todos los recuerdos robados. Stuart le suplica que deje solo un recuerdo, aunque no sabe cuál. Otto le pide que le de un abrazo cómo se los daba su madre. Ambos se abrazan, quedando grabado ese momento como único recuerdo de Stuart.

Solos portada

VER TEMPORADA 1 DE SOLOS EN AMAZON PRIME VIDEO

Conclusión del episodio de Stuart y de la serie

¿Quién eres si no consigues recordar quién eres? Esa es la pregunta que lanza el último episodio de Solos al espectador.

Sin duda estamos ante el episodio más emotivo de la serie. Además, sirve de episodio conclusivo ya que nos proporciona las pistas que nos faltaban para tratar de comprender porqué los demás episodios están conectados. Los demás episodios de la serie son algunas de las memorias que Stuart robó a lo largo del tiempo. La actuación de ambos actores es excelente y nos deja un capítulo conmovedor y estimulante.

Stuart roba las memorias de Leah, Peg, Sasha y Jenny para escapar del dolor de la muerte de su hijo. Leah intentó viajar al futuro para evitar el dolor de perder lentamente a su madre. Peg escapó de su arrepentimiento por el tiempo que había perdido en su vida al irse en la nave. Sasha permaneció encerrada en su casa, aunque fuera seguro regresar al mundo. Jenny fue castigada por sus acciones reviviendo sus recuerdos más horribles. Stuart quería evitar el dolor, el arrepentimiento, quedarse encerrado y ser castigado.

Stuart en cambio no roba las memorias de Tom y Nera para escapar, si no para aprender a ser mejor padre. Tom quería que sus hijos tuvieran un padre después de que él se hubiera ido. Nera decidió amar y aceptar a su hijo tal y cómo era. Stuart ignoró a su hijo mientras aún estaba vivo y nunca llegó a verlo crecer.

Este último capítulo nos deja con una serie sólida que hace reflexionar al espectador sobre la condición humana. Solos se lanza de lleno en los pensamientos de unos personajes que a la vez son tremendamente universales y en los cuáles el espectador puede sentirse identificado.

VER LAS REVIEWS DE TODOS LOS EPISODIOS

Reseña Panorama
SOLOS: Stuart
8
Artículo anteriorSOLOS [Amazon Prime]: Review Episodio 6 «NERA»
Artículo siguienteCrítica La calle del terror (Parte 1): 1994 [Netflix]: El principio del fin
Estudiante de Ingeniería Infórmatica, amante del cine y las series.