Repaso a la taquilla: ¡Eres un fracaso, Han Solo!

taquilla han solo

Primavera es tiempo de grandes estrenos en el blockbuster y en los últimos años ha sido el coto casi privado de Marvel. Incluso el regreso de una saga tan poderosa como Star Wars se movió a diciembre para evitar confrontaciones dentro del hogar de Mickey Mouse. Hasta 2018. Este año Disney decidió estrenar Han Solo a finales de mayo. Vamos a decirlo ya: es posible que ni siquiera logre beneficio alguno en su paso por los cines de todo el mundo. Y estamos hablando de Star Wars.

Cuando en otoño de 2012 se anunció la compra de Lucasfilm por parte de Disney, inmediatamente se anunció una nueva trilogía episódica y saltaron los rumores de una explotación similar a la del Universo Compartido de Marvel. Precisamente en un momento en el que The Avengers fijaba el mes de mayo como el fetiche de Marvel Studios, Disney no tenía otro remedio que mover Star Wars al mercado navideño, logrando con ello repartir sus grandes bazas comerciales en los dos puntos calientes del calendario. Tras tres taquillazos en periodo navideño, Disney sorprendía anunciando Solo para mayo de 2018. Ahora se enfrenta al primer fracaso de la franquicia Star Wars.

El estreno ha sido un desastre: 148.3 millones en su primer fin de semana, repartidos en 84.7 millones en el mercado doméstico (Estados Unidos + Canadá) y unos 65 millones en el resto del mundo. En comparación, Rogue One salió con 290 millones (155 de ellos en Norteamérica), confirmando entonces a Star Wars como una saga capaz de explotar la franquicia más allá del culebrón Skywalker. Con Solo, Lucasfilm y Disney se enfrentan a su primer fracaso bajo la marca Star Wars. Literalmente la saga, el evento cinematográfico más potente de la historia, no había sufrido descalabro alguno.

Siguiendo los descensos habituales en los mercados principales es muy factible que Solo tenga muchos problemas incluso para lograr los 400 millones a nivel mundial por lo que podría quedarse sin recuperar su presupuesto (recordemos que los cines se quedan con una parte de la taquilla, 50% o más), lo que nos da una idea del fracaso al que se enfrenta el estudio Walt Disney.

El primer fracaso de Star Wars?

Tal vez esta sección no deba aventurarse a la comodidad de analizar lo ocurrido sin atender a que Solo ha visto aumentado su presupuesto debido al cambio de directores pero, probablemente, se impone una rebaja en los valores de producción de las películas no episódicas de la saga puesto que estas cifras, tan negativas, lo serían considerablemente menos ante un producto con un presupuesto más contenido.

Por otra parte, Deadpool 2, aunque no parece que vaya a poder acercarse a las cifras de su predecesora, suma ya 499 millones de dólares y debería poder aspirar a los 600, confirmando así el éxito de una fórmula que sorprendió hace dos años con la primera entrega. Infinity War, ya en sus fases finales, suma 1909 millones, en su camino hacia los 2000, pese a que en Norteamérica parece que no va a poder alcanzar a Black Panther (rozando ya los 700 millones) ni las cifras ajustadas de la primera entrega de The Avengers (704 millones).

No se prevé fracaso alguno para la secuela de Los Increíbles

Las escasas esperanzas de Solo pueden quedar definitivamente pulverizadas dentro de dos y tres semanas, con los estrenos de The Incredibles 2 (15 de junio) y Jurassic World: Fallen Kingdom (22 de junio). Y estamos hablando del tipo que le plantaba cara a Jabba the Hutt. Esto nos duele.