Netflix Movistar + Novedades

Tras la cancelación de Sense8, una de las series más populares de la plataforma de Netflix, destapamos una serie de decisiones de la compañía que podrían convertir este hecho en la punta del iceberg de un conjunto de errores capitales. ¿Una muerte anunciada?

El día 20 de octubre, tras muchos artículos de recopilación y una serie de noticias vaticinando su llegaba, aterrizaba Netflix en España, una de las plataformas de Vídeo Bajo Demanda más populares (o la que más) de los Estados Unidos y que prometía cosechar el mismo éxito allá por donde iba. ¿Sus claves? 1.- Apostar por contenidos propios de calidad 2.- Adquirir contenidos externos atrayentes 3.- Ofrecer un precio competitivo Lo cierto es que la 3a de las opciones la han cumplido a rajatabla, ofertando una serie de precios de lo más asequibles e ideados para cualquier bolsillo. ¿Cuál es el problema? Que las dos primeras han ido en decrecimiento a lo largo de este año, con películas de calidad muy cuestionable, series propias baratas e incluso como objeto de relleno y una cantidad de contenidos externos rozando el ridículo en algunos casos.

PELÍCULAS PROPIAS

Antes de nada, aquí os dejamos tres ejemplos de películas Netflixianas analizadas por el compañero José Antonio Izquierdo Navarro, el cual no ha tenido mucha suerte con lo visionado:

Crítica de Máquina de Guerra (2017): Sátira bélica a medio gas

Crítica de Small Crimes (2017): Las segundas oportunidades nunca fueron fáciles

Crítica de The Discovery (2017): Desaprovechando una buena premisa

A excepción de The Discovery, que no trae consigo un actor de grandísimo renombre internacional como Brad Pitt Nikolaj Coster – Waldau, las películas mencionadas (y otras muchas) se caracterizan por incorporar a un actor de gran calibre en medio de una producción que no tiene nada que envidiar a las grandes de Hollywood, obteniendo sendos resultados en ese nivel (que no de guion). Este hecho, sumado a la presencia en el Festival de Cannes de algunos títulos, ha originado un pequeño divorcio entre la compañía y algunos cineastas (como Pedro Almodóvar), que no entienden cómo una cinta no estrenada en cines puede llegar a competir en Festivales de tal índole. Pero eso es otro tema.

Volviendo al tema en ciernes, la fórmula Netflix ha sido la de llenar su plataforma de caras conocidas, haciendo que la gente tenga mucho donde elegir (desgraciadamente el hecho de que un intérprete famoso aparezca inclina la balanza hacia ver una película o serie) y sin importar que el producto resultante sea frustrante a todos los niveles, con grandes ideas sin desarrollar. ¿Qué provoca esto? Una pérdida en la calidad de las obras, evidentemente, y la negativa de un cinéfilo más selecto en disfrutar contenido de la plataforma. Pero lo que importa aquí es el dinero. 

SERIES PROPIAS

Como se mencionaba al principio de estas líneas, el hecho de que Sense8 haya sido cancelada no es sino la punta del iceberg. Aquí tenéis unas recientes informaciones en las que Reed Hasting -fundador y director ejecutivo de Netflix- habla sobre el hecho de «cancelar más series». ¿Dónde está la innovación de la que él habla? ¿Es Por 13 Razones lo más arriesgado que puede ofrecernos la compañía a día de hoy? Como suma excepción quedaría The OA, pero la gran división que produjo entre los seriéfilos no hace más que incrementar las dudas de ver a Netflix apostando por producciones arriesgadas.

La fórmula de «Cantidad en lugar de Calidad» puede jugarle una mala pasada a la compañía… y el ejemplo de lo contrario lo tiene en su competencia: HBO, con contenidos propios magistrales (como siempre) y Amazon Prime Video, con una American Gods que pinta muy alto.

CONTENIDOS EXTERNOS

Y aquí viene una de las joyas de la corona: CONTENIDOS EXTERNOS. Os invito a todos a descargaros la aplicación Telegram y echar una ojeada a NetflixBot, un bot de la aplicación que informa sobre los contenidos que van perteneciendo a la plataforma según pasa el tiempo.

En Cinéfilos Frustrados, en nuestro querido grupo de charla y debate -si alguien desea entrar puede mandar un correo a cinefilosfrustrados@gmail.com– hicimos una prueba sobre qué contenidos llegaban a la plataforma y la calidad de los mismos. El resultado fue completamente aberrante, con una gran pregunta rondando nuestras mentes: ¿Para qué queremos la biblioteca llena desde la A a la Z si prácticamente nada nos llama la atención? 

Estamos hablando sobre producciones de MUY BAJA CALIDAD, algunas rozando el ridículo más absoluto y dejando patente la filosofía de la compañía: + CANTIDAD – CALIDAD.

En definitiva, producciones cada vez más baratas, una biblioteca repleta de títulos que no queremos ver y un director ejecutivo afirmando que continuarán cancelando producciones propias. ¿A qué juegas Netflix? 

¿Una muerte anunciada?

Artículo anteriorEstrenos de cine en España: 9 de junio de 2017
Artículo siguienteEscuadrón Vikingo Episodio S02E06: Sin perdón
Viejoven. Cinéfilo hasta las trancas y administrador de Cinéfilos Frustrados: Tu PEOR blog de Cine y Series, donde tengo la suerte de poder contar mis opiniones y gustos por el Séptimo Arte.