Veneciafrenia es la nueva apuesta de Álex de la Iglesia por el género del terror, un slasher ambientado en Venecia con un mensaje político detrás que se estrena en nuestros cines este viernes 22 de abril.

Veneciafrenia llega para ser la primera entrega de una futura saga de películas antológicas bajo el sello ‘The Fear Collection’, una unión entre Sony y Amazon Prime que nos traerá un par de películas de terror al año producidas y dirigidas por caras conocidas del género en España.

Un grupo de turistas españoles formado por caras conocidas del cine español como Ingrid García Jonsson, Silvia Alonso o Alberto Bang se meten en grandes problemas en un viaje a Venecia para visitar el carnaval cuando pierden a un integrante del grupo tras una noche de fiesta. Esto, sumado a la creciente turismofobia de los venecianos, pone en alerta a los protagonistas que tendrán que embarcarse en una búsqueda plagada de asesinatos. Veneciafrenia nos trae un slasher técnicamente llamativo y, en contadas ocasiones, con tintes de humor negro -marca de la casa- que consigue un inicio frenético e interesante, pero se ahoga a sí mismo en su propia premisa en el tercer acto.

Veneciafrenia

Crítica de LA ABUELA, buen terror a la española 

Sin frenos y a lo loco

Desde el primer momento en el que empieza la película uno puede darse cuenta de una cosa en particular, el montaje desenfrenado. Los cambios de plano cada segundo aportan un grado más de incomodidad al espectador, de eso no hay duda, pero el montaje se siente tosco y llega a marear en algunas ocasiones. Más adelante, cuanto más va avanzando la cinta, el montaje pasa de ser frenético a ser vagamente inconexo. Veneciafrenia se transforma en una colección de escenas una detrás de otra que no dan sensación de continuidad en el tiempo, por ejemplo, escenas de noche donde rápidamente al corte es de día sin ninguna explicación aparente.

Y sí que es verdad que al principio, cuando todo es desenfrenado, ruidoso y misterioso, la cinta logra funcionar de alguna manera y te mantiene ‘enganchado’, sin embargo, cuando la película abandona los excesos y comienza a transmitir su mensaje, pierde todo su potencial y comienzas a darte cuenta del montaje desastroso, las actuaciones más bien limitadas del elenco y una gran falta de terror. Y si, esta película se ha vendido como una experiencia terrorífica, cuando lo único que hay es un gore alimentado por imágenes generadas por ordenador donde muchas de ellas ‘cantan’ de lo lindo. Ni siquiera funciona como slasher, ya que las interacciones del asesino con los protagonistas se sienten muy forzadas desde el principio, sin llegar a generar un terror o suspense.

Veneciafrenia

Crítica de LA MATANZA DE TEXAS, el slasher de manual

Mensajes políticos y como arruinar una película

La premisa que plantea Veneciafrenia es realmente interesante, los venecianos se han cansado de las hordas de turistas que llegan cada día en grandes cruceros y que acabarán por hundir su ciudad más pronto que tarde. Hasta ahí todo bien, pero fundamentar todo el tercer acto -cosa que te saca completamente- en inculcar el mensaje político no creo que sea la mejor idea para una película de terror. Veneciafrenia es, en términos generales, muy olvidable, pero si eres fan de su director y eres completista, adéntrate en ella, teniendo en cuenta siempre que es una de sus peores obras.

Reseña
Veneciafrenia
5
Artículo anteriorCrítica de ‘Arde Notre Dame’ (2022): Europa en llamas
Artículo siguienteEntrevista con los pilotos de Formula E tras el E-Prix de Roma
Estudiante de Ingeniería Infórmatica, amante del cine y las series.
veneciafrenia-critica-2022En la naturaleza existe vínculo indisoluble entre la belleza y la muerte. El ser humano, deudor de su entorno, imita lo que observa. Como mosquitos atraídos por el faro más brillante, los turistas están apagando la luz de la ciudad más hermosa del planeta. La agonía de las últimas décadas ha desatado la ira entre los venecianos. Para frenar la invasión, algunos se han organizado, dando rienda suelta a su instinto de supervivencia. Nuestros protagonistas, un sencillo grupo de turistas españoles, viajan a Venecia con la intención de divertirse, ajenos a los problemas que les rodean. Allí se verán obligados a luchar por salvar sus propias vidas.