The Night Of comienza a perfilar su recta final con este Sexto Episodio, Samsom y Delilah, que sienta las bases de la inocencia de Naz a la par que continúa su tortuoso camino por prisión.

The Night Of 1×01 ‘The Beach’: Las pruebas

The Night Of 1×02 ‘Bestia Sutil’: ¿Quién es quién?

The Night Of 1×03 ‘A Dark Crate’: Reacciones

The Night Of 1×04 ‘El arte de la guerra’: Acepta el acuerdo

The Night Of 1×05 ‘The Season of the Witch’: Reconstrucción

Con el misterioso Duane Reade y John terminamos el anterior episodio y con éste último comenzamos esta nueva entrega, de nuevo sumida en las calles de una tenue Nueva York y una sucia prisión, dónde no hay ningún bueno y el odio contra las personajes de origen árabe o, concretamente, pakistaní

Investigación

Los primeros coletazos del episodio nos llevan hacia John y Chandra inmersos en sus problemas personales y la investigación del caso Naz. En este caso, la acción toma lugar con Chandra haciendo un repaso de las grabaciones captadas y localizando al afroamericano que presenció la parada en una gasolinera del Taxi durante la noche de los hechos. La búsqueda la llevará hacia un siniestro Sr, Day y un depósito de cadáveres, ¿tendrá alguna relación con los hechos? Por otra parte, John se dirigirá hacia el Barrio Chino para terminar su periplo con la dichosa enfermedad y, ¡SORPRESA!, los dudosos remedios naturales que le dará el doctor tendrán éxito. Llevaba todo el transcurso de la serie pensando que la enfermedad de John no era sino una analogía con el propio sistema judicial de los Estados Unidos, y sin duda este hecho ha confirmado mis sospechas. ¿Por qué? Pues muy sencillo, el burocrático sistema sanitario lo había llevado por los mismo derroteros que al pobre Naz, y son los métodos alternativos y confiando en el buen saber de otra persona lo que ha solucionado sus problemas. ¡Zapatos nuevos!

La cárcel

Mientras tanto, contando las horas para el juicioNaz continuará viviendo en prisión junto con Freddy y su banda. Es cierto que este le está proporcionando protección al pakistaní y cobijo, pero el alto precio que debe pagar se antoja quizás excesivo para el protagonista. Es probable que la propia antropología de una cárcel nos incline a pensar los sucesos que ocurran en ella, pero a Naz le están ocurriendo prácticamente todos y, sin duda, le están afectado física y psicológicamente. El tipo asustado y benévolo que conocíamos empieza a esfumarse en pos de un matón más de prisión, pero ¿era realmente tan bueno Naz?

Box y sus revelaciones

El capítulo vuelve a hacer inciso en el papel de Box y sus investigaciones sobre Naz. El detective está igual de dudoso como nosotros respecto a quién es verdaderamente Naz, y diversos comentarios y perfiles dentro de las RRSS del acusado lo harán descubrir un secreto que se tenía bien guardado: Steven Díaz. Al parecer, después del 11S, una serie de compañeros de clase acosaron a Naz -esto se dio en todo Estados Unidos- y el pakistaní empujó a uno rodando por las escaleras, casi provocándolo la muerte. Realmente, este hecho no tiene mucho que ver con la psicología del personaje en torno al asesinato, sino más bien del racismo frente a situaciones como esta.

El juicio y el descubrimiento final

Inmersos en estas cuestiones llega el juicio tan importante y aclamado por todos. El Estado persigue a Naz y, de hecho, lo quiere entre rejas a cualquier precio; por ello no sorprende ver cómo le proporcionan una camisa azul que tan mal vistas son dentro de un tribunal -ahí tenías que haber aceptado la camisa blanca de Freddy, Naz, menos mal que John está para salvarte-. El juicio no sacará nada en claro, sinceramente, salvo hacer un repaso a los sucesos de la fatídica noche y ver que Naz no tiene ninguna escapatoria posible salvo la propia mente brillante de John y Chandra -de la que además se está enamorando el joven acusado-.

El episodio termina con el descubrimiento por parte de John del posible asesino, Don Cornish, y sus motivos para hacer lo que hizo. ¿Cómo pudo Andrea -la asesinada- pagarse tal casa? Con esa pregunta el abogado se dirige a hablar con el asesor de la familia y un poco de verborrea le es suficiente para hacerlo cantar cual canario. Tras la muerte de Evelyn Cornish, Don quería quedarse con toda la herenciay la muerte de Andrea era la única opción posible. ¿Será él el verdadero asesino? ¿Dónde está Duane Reade? ¿Querrá Naz volver a casa después de “hacer amigos” en prisión? La noche continúa 

PUNTUACIÓN:

Advertisements