The Boys está de vuelta con una tercera temporada brillante. Un viaje loco, empapado en sangre y vísceras, hacia un mundo retorcido donde los superhéroes continúan siendo tan corruptos como las agencias gubernamentales que los usan como marionetas.

The Boys nos trae de nuevo un soplo de aire fresco a lo que ya estamos acostumbrados. Queramos o no, vivimos en un mundo sobresaturado por películas y series de superhéroes, donde hay un producto nuevo casi cada mes y todo emana una energía limpia y blanca. The Boys viene precisamente a burlarse de todo esto de la manera más graciosa y grotesca posible. Esta tercera temporada no rehúye ni un momento en parodiar directamente a sus competidores directos. Desde la copia exacta de logos hasta las referencias a superhéroes de los Vengadores, ni Marvel ni DC se libran. Si bien todo esto es una parte fundamental de la serie, The Boys también juega con problemas del mundo real a través de la lente del caos que forman los superhéroes, usando sobre todo la sátira y la violencia.

Esta tercera entrega mantiene el impulso hacia adelante sin dejar que sus temas tratados o su peso emocional pierdan de vista la narrativa general. Eric Kripke, el showrunner encargado de la serie, hace malabares sin esfuerzo con las historias de los supers en un mundo cada vez más complejo que sigue impresionando temporada tras temporada. Y aunque parezca mentira, la lista de personajes relevantes para la trama crecerá aún más, pero todos se presentarán con arcos, personalidades y motivaciones perfectamente definidos. Jensen Ackles (Supernatural), una de las incorporaciones más sonadas, se encargará de interpretar a Soldier Boy, una caricatura del mismísimo Capitán América. Como siempre, las líneas de moralidad cruzarán todos los límites habidos y por haber, lo cual nos mostrará una radiografía completa de la corrupción del poder.

Ver la TERCERA TEMPORADA de THE BOYS en AMAZON PRIME VIDEO

Más peso en los personajes

The Boys Temporada 3
Amazon Prime Video

The Boys sin duda nos sorprende con una temporada más grande que sus antecesoras, pero también trae algunos cambios significativos. La serie cambia ligeramente su modus operandi para permitir que los actores traigan más peso emocional a la trama. Si bien los momentos estridentes de caos, los giros de guion y las bromas ingeniosas siguen ahí, se mantienen de una forma más moderada en comparación a medida que se nos van presentando nuevas tramas personales que requieren más introspección. Esta vez, en lugar de usar el gore como una válvula de escape hacia un tono más cómico y cínico, la violencia desmedida de tripas volando por los aires subrayará con más frecuencia el alto coste de vidas que provocaría una guerra duradera entre los superhéroes y la humanidad y marcará el tono sombrío que definirá la serie. Ahora, tras tres temporadas de profundidad, los personajes están más matizados que nunca y la interacción entre ellos genera verdaderas emociones.

Mientras que ciertos personajes ya conocidos lidian con conflictos más externos esta temporada -como es el caso de Frenchie (Tomer Capone) y Kimiko (Karen Fukuhara)-, los cuales les permiten desarrollarse satisfactoriamente, otros se inclinan por encontrar el cierre de una manera sorprendente. Hay una presente sensación de finalidad en gran parte de lo que sucede, tal vez debido al predominante tono sombrío que adopta la serie. Antony Starr continúa dando la actuación más inquietante como Patriota, descendiendo completamente a una locura que no hemos visto antes. Desde el primer día, siempre ha sido un psicópata narcisista, pero aquí Starr consigue llevar la locura del personaje a niveles completamente nuevos convirtiéndolo en una bomba de relojería. Y, aunque hay mucho que amar en esta temporada de The Boys, también quedan muchos cambios más por esperar. La mayoría de los personajes han llegado a un punto en el que necesitan nuevas motivaciones e influencias externas para ser impulsados en la historia principal. Muchos arcos establecidos en la primera temporada han llegado a su final y es necesario una renovación de tramas que den un mayor alcance a la historia y que no se sientan repetitivas. Todo queda en el aire a expectativas de una cuarta entrega, la cual seguramente verá la luz más pronto que tarde.

Crítica de THE BOYS PRESENTA: DIABOLICAL, el spin-off más divertido

Se mantiene como uno de los mejores productos de Prime

The Boys Temporada 3
Amazon Prime Video

En una época donde las plataformas reinan en la batalla del entretenimiento, Prime Video suele ser de las más olvidadas por el público. Su catálogo alberga joyas como ‘Undone‘, ‘Upload‘ e ‘Invencible‘, pero The Boys sin duda puede ser la mejor de todas -a esperas de la inminente nueva adaptación de Tolkien-. La serie continúa su racha imparable de energía, humor y violencia desmedida, sin perder un ápice de genialidad por el camino y manteniendo su valiente ejercicio de crítica a la sociedad actual. Esta tercera temporada contará con ocho episodios, estrenándose hoy viernes 3 de junio los tres primeros seguidos del resto en episodios semanales. ¿A qué estás esperando para ver esta maravilla?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.