En 1993, antes de su consagración definitiva con La lista de Schindler, Steven Spielberg logró con Jurassic Park el mayor taquillazo de la historia por tercera vez en su carrera. Un reestreno y cuatro entregas más tarde, la saga tiene ya asegurada su tercera entrada en el club de los 1000 millones en taquilla gracias a Jurassic World: Fallen Kingdom

Hasta la fecha el estreno escalado de Jurassic World: Fallen Kingdom sugería el habitual comportamiento de toda secuela de una película-evento. Es decir, cuando la que precede alcanza cotas de evento casi social, atrayendo mucho público ajeno a la saga, la secuela sufre una caída en taquilla de tinte comprensible salvo que dicha circunstancia sea mayor de lo esperado.

Las primeras cifras, especialmente en Europa y Asia, confirmaban un lógico descenso en el primero de los casos, y un mantenimiento, incluso ascenso, en el segundo, dejando como colofón el estreno doméstico este pasado 22 de junio. Dicho estreno, partiendo de los 652 millones que logró Jurassic World en 2015, marcarían la pauta definitiva de su secuela: sufrir para alcanzar los 1000 millones o bien llegar, con relativa comodidad, a los 1100 ó 1200 millones.

Jurassic World: Fallen Kingdom, en su estreno doméstico (EEUU + Canadá), se ha alzado con unos estimados 150 millones, con lo que queda anulada toda opción de no alcanzar los 1000 millones ya que la película de J.A. Bayona debería poder aterrizar entre los 300 y 400 millones norteamericanos, incluso asumiendo una recepción a la baja. Aplicando el multiplicador logrado por Jurassic World, su secuela alcanzaría unos imposibles 470 millones, por lo que somos algo más cautos y apostamos por un final entorno a los 375-400 millones.

A nivel mundial Jurassic World: Fallen Kingdom suma 711 millones con descensos que sugieren un final entorno a los 1200 millones, lo cual supondría otro nuevo éxito para la saga inaugurada hace 25 años por Steven Spielberg.

taquilla 00

Por su parte Los Increíbles 2 añade 81 millones a su cuenta doméstica, sumando ya 350 millones, y 485 a nivel mundial, en su camino a competir con la secuela de Jurassic World en números finales ciertamente similares (salvo en las proporciones, ya que la cinta de Pixar será muy superior a la de Bayona en terreno doméstico).

Ocean’s 8 mantiene su buena racha con 170 millones acumulados a nivel mundial (rentabilidad económica asegurada, además), mientras que Solo sigue arañando millones, apenas 7 este fin de semana, sumando 353, en su trayectoria como ejemplo del mayor fracaso en la historia de la saga Star Wars.

taquilla 01

Finalmente destacamos el éxito, proporcional al presupuesto y proyecto, de Hereditary, que alcanza ya los 50 millones, y el triple logro de Deadpool 2: los 300 millones domésticos, 400 internacionales y 700 mundiales, centena en la que va a finalizar su exitosa andadura en taquilla.

Artículo anteriorEl terror resurge con la secuela del reboot de Evil Dead y la nueva serie de Chucky: El muñeco diabólico
Artículo siguienteLa íntima boda escocesa de Kit Harington y Rose Leslie