Crítica de ‘The Palace’ (2023): El debacle de una carrera

The Palace se estrenó este viernes 26 de abril. La nueva sátira social de Roman Polanski, ambientada en un hotel ubicado en los Alpes, nos sirve como ejemplo del debacle de la carrera del director.

The Palace es la nueva cinta de Roman Polanski. Separando a la persona del director -aquí venimos para ver películas-, últimamente su cine está en decadencia. Tampoco es por elegir temas que no atraigan al gran público, porque The Palace es una sátira a la alta sociedad, subgénero que cada vez se está volviendo más popular. Solo en los últimos años, Ruben Östlund nos traía ‘El triángulo de la tristeza‘ y Mark Mylod nos presentaba ‘El menú’ con un fantástico Ralph Fiennes. Muchos son los directores que han elegido este subgénero para describir las claras y absurdas divisiones entre clases sociales y, en última instancia, burlarse de los ricos y de su estilo de vida. Por lo tanto, ¿por qué The Palace no funciona donde otras sí lo hacen? La respuesta es simple: es difícil imaginar qué tipo de historia quiere contar Polanski. Con el cambio de milenio como telón de fondo y el caos informático que se temía -el efecto 2000-, el director presenta una sátira social que no ofrece ninguna relevancia en términos de contenido y no lleva ninguno de sus hilos narrativos a ningún tipo de conclusión. Una sátira que apenas ‘muerde’ y una comedia casi inexistente.

Es la Nochevieja de 1999 en el lujoso hotel Palace, en los Alpes suizos. El director del hotel, Hansueli Kopf, interpretado por Oliver Masucci, prepara a sus empleados para la que probablemente sea la velada más importante de sus carreras. Estos deberán de hacer todo lo posible para cumplir con las solicitudes de sus huéspedes y cuidar de un millón de percances y accidentes que cada vez se volverán más absurdos.


Crítica de ‘Civil war’, Alex Garland firma su mejor trabajo


Una mera presentación sin una conclusión pertinente

The Palace
Vértice360

The Palace se desarrolla como una comedia absurda, donde según avanza la trama, las situaciones extravagantes se van multiplicando exponencialmente. Sin embargo, ni el guion ni la realización consiguen desencadenar una buena dinámica para acrecentar el humor que generan estas situaciones -o que deberían generar-. Esto se debe también al hecho de que Polanski no presenta un personaje con el que el público simpatice. Posiblemente, el que más se acerque a este término sea el director del hotel, Kopf, pero igualmente este no participa en muchos de los momentos de la mitad de la cinta. En lugar de ello, la película presenta a los ricos con sus exigencias poco mundanas, suponiendo que esto por sí solo basta para justificar la historia como sátira social, pero el retrato de este comportamiento no encuentra una resonancia real en ningún personaje, ni una moraleja que respalde la historia. Al final, la pura exhibición de decadencia no es más que eso, una presentación. Polanski nos bombardea con multitud de personajes variopintos y nos enseña parte de sus historias privadas, pero no se preocupa por concluirlas o darles algún sentido en la trama en sí. El mismo sentido que tiene la inclusión del efecto 2000, un McGuffin de libro que acaba por no tener la más mínima relevancia. En una época de sátiras socialmente críticas tan perturbadoras como pertinentes, The Palace parece tan banal como insustancial, además de contar con una escena final completamente absurda, pero no de esa absurdidad que se hace graciosa, sino de la que te hace preguntarte que estás viendo y porque.


Crítica de ‘El especialista’, Gosling es doble de acción


¿Qué me estás diciendo, Polanski?

The Palace
Vértice360

Con The Palace uno se pregunta qué es lo que Polanski quiere decirnos con esta película. A pesar de contar con un reparto conocido –Mickey Rourke parece incómodo con su papel- y con todos los ingredientes para lograr una sátira interesante, los diálogos nunca llegan más allá y dejan entrever que con una mejor escritura hubieran funcionado mejor. Aunque en realidad, todo parece a un paso de ser realmente bueno y sugestivo, lo que amplia la sensación de que The Palace no merece la pena. Muchos personajes quedan desaprovechados y muchas situaciones quedan ‘a medias’ dejando a The Palace como una sátira que carece de mordacidad, dejando algunos momentos divertidos, pero no los suficientes. Un ejemplo más de la debacle de la carrera de Polanski.

Sinopsis

El Hotel Palace es un extraordinario castillo diseñado a principios del siglo XX y situado en pleno valle nevado de Suiza. Cada año acoge a huéspedes adinerados de todo el mundo en este ambiente gótico y de cuento de hadas. En vísperas del año 2000 se han reunido todos para un acontecimiento irrepetible. Una multitud de camareros, porteros, cocineros y recepcionistas están allí para atender sus extrañas necesidades. Hansueli, el dedicado director del hotel, de cincuenta años, inspecciona al personal antes de la llegada de los huéspedes, recalcándoles que, aunque sea el amanecer del nuevo milenio, no va a ser el fin del mundo. Lo que en realidad está a punto de producirse es una guerra librada por los caprichos y excentricidades de los huéspedes del hotel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Entradas relacionadas

El Hotel Palace es un extraordinario castillo diseñado a principios del siglo XX y situado en pleno valle nevado de Suiza. Cada año acoge a huéspedes adinerados de todo el mundo en este ambiente gótico y de cuento de hadas. En vísperas del año 2000 se han reunido todos para un acontecimiento irrepetible. Una multitud de camareros, porteros, cocineros y recepcionistas están allí para atender sus extrañas necesidades. Hansueli, el dedicado director del hotel, de cincuenta años, inspecciona al personal antes de la llegada de los huéspedes, recalcándoles que, aunque sea el amanecer del nuevo milenio, no va a ser el fin del mundo. Lo que en realidad está a punto de producirse es una guerra librada por los caprichos y excentricidades de los huéspedes del hotel.Crítica de 'The Palace' (2023): El debacle de una carrera

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies