Cielo Rojo Sangre llega este viernes a Netflix. Un thriller sobre el secuestro de un avión y vampiros, sí, vampiros. Volvemos al género de terror con nuestros chupasangres favoritos.

Cielo Rojo Sangre es el siguiente título que nos trae Netflix en su verano del terror. Después de la trilogía de La Calle del Terror, que nos dejó muy contentos, y La Clásica Historia de Terror, que no llegó a cuajar muy bien, llega otro subgénero de terror. Esta vez Netflix se atreve con vampiros, por si no te habías dado cuenta por el tráiler o el póster. Nos presenta una historia que empieza cómo un thriller sobre el secuestro de un avión, pero que se convierte en un Train to Busan vampírico. La película, aunque presenta una buena premisa, no logra funcionar bien y aburrirá a más de uno, o no, tú decides.

Cielo Rojo Sangre

Ver ahora CIELO ROJO SANGRE en NETFLIX

Buenas ideas, mal ejecutadas

Una madre con una enfermedad rara y su hijo se disponen a viajar a Estados Unidos con el fin de que un equipo de médicos encuentre una cura. Cogen un vuelo nocturno que será secuestrado y Nadja (Peri Baumeister), la madre, se verá obligada a desatar su enfermedad para proteger a Elias, su hijo. Esa enfermedad es nada más y nada menos que el vampirismo. La película se convierte de repente en un juego del gato y el ratón continuo, dónde los papeles se intercambian varias veces sin mucho sentido.

Cielo Rojo Sangre es un claro ejemplo de cómo NO hay que hacer una película. La cinta presenta varias narrativas que nunca llegan a desarrollarse o que lo hacen de mala manera. Incluso da la sensación de que la idea principal se echa a perder viendo el resultado final. Además, el hecho de que dure 2 horas no ayuda, ya que se te hace larga y te hace mirar el reloj más de una vez pidiendo la hora.

Las actuaciones no resaltan en absoluto -si acaso la de Peri- e incluso más de una deja bastante que desear. Al ver la película tienes la sensación de que estas frente a una cinta de serie B, de las que pondrían por la televisión a las cuatro de la tarde, pero con vampiros -a veces parecen, zombies- y un buen maquillaje.

Cielo Rojo Sangre

8 PELÍCULAS Y SERIES que inspiraron a LA CALLE DEL TERROR

Anticlímax

Cielo Rojo Sangre tiene un ritmo que unas veces es demasiado rápido y otras es demasiado lento. Incluso, en mitad de una escena de acción, se introducen flashbacks que lastran completamente la película y que no aportan nada a la trama. Es decir, cuando parece que va bien se autosabotea para ir mal.

Otra cosa que hay que destacar para mal es su guion. La película comienza por el final y nos muestra cómo ha llegado el avión. ¿Para qué? puede que ni ellos lo sepan. Luego vemos muchas trampas de guion para que ciertos hechos ocurran, que claramente son desconcertantes. Además, hay muchos personajes clichés predecibles y nada sorprendentes. ¿Cómo es posible que una película de vampiros en un avión sea aburrida? pues lo es, y mucho. Desgraciadamente, Cielo Rojo Sangre es una buena baza desaprovechada.

Reseña Panorama
Cielo Rojo Sangre
3
Artículo anteriorCrítica de ‘Space Jam: Nuevas leyendas’ (2021): Más de lo mismo
Artículo siguiente15 series para ver este verano en Netflix
Estudiante de Ingeniería Infórmatica, amante del cine y las series.