5 cosas buenas de pelis malas: Secuestrando a la Srta Tingle

Secuestrando a la Srta. Tingle

Vale, no tienes ni pajolera idea de qué película es Secuestrando a la Srta Tingle, ¿verdad? No te culpo, pero déjame que te ponga en antecedentes. Kevin Williamson lo era todo como guionista en los años 90. Para empezar, le había dado la vuelta al concepto de serie adolescente con Dawson crece,  esa serie en la que personajes de veinte años eran interpretados por actores de treinta que hablaban como personas de cuarenta.

Y no solo eso. De la mano de West Craven reinventó el cine de terror, también adolescente. Scream es una de las películas clave para entender la década y su personalidad autoconsciente marcaría un ante y un después en el cine de terror. A eso hay que sumarle los éxitos de Sé lo que hicisteis el último verano y The Faculty. Está claro que le gustan las colegialas. Muertas, eso si.

Kevin Williamson, esa persona que lo era todo y aun así lo tiró por la borda cuando se puso detrás de la cámara. Pero Secuestrando a la Srta Tingle tiene cinco virtudes que se pueden englobar en una: Hellen Mirren. Así que vamos allá.

1. Por Hellen Mirren (básicamente):

En 1999, la actriz inglesa era toda una referencia en Reino Unido, alguien conocido y respetado en Europa y “Hellen… What?” en Estados Unidos. Pero Hellen es mucha Hellen y verdaderamente esta película ya anunciaba sus intenciones: “Hola, me llamo Hellen Mirren. Soy toda una señora y un portento de actriz, pero un cheque con seis ceros me pone to burra”. Porque sí. ¿Que es una intérprete que merece mejores películas? Por supuesto. ¿Es una actriz que merece personajes a su altura? Pues claro que sí. Pero también es una actriz que merece cheques de seis ceros. Y eso es así.

2. Porque el destino (y el talento) le dio una bofetada al “ageism”:

Que en español no exista un término para definir la discriminación por edad no significa que aquí no haya. Significa que al menos el inglés es un idioma más honesto. Secuestrando a la Srta Tingle está protagonizada por tres jóvenes promesas de las que se esperaba la fama, el éxito y sendas carreras espectaculares. También por una señora mayor… Y eso que tenía 55 años. ¿Y como están todos ahora?

5 Cosas Buenas de Pelis Malas: Cazafantasmas (2016)

Pues Barry Watson tenía el pelo más bonito de los 90, y eso ya es suficiente como para haber hecho carrera. Que no sepas quién es significa que al final eso no ocurrió, pero al menos sigue estando guapo con 40 años y en una película enseña el culo. De Katie Holmes todos esperábamos más hasta que se casó con Tom Cruise. Supongo que creyó que hacer el numerito con él le supondría un futuro como el de Nicole Kidman o Penélope Cruz, con un Óscar en la vitrina y un contrato con Chanel o Lancôme. Pero no, ni era tan guapa ni tan lista como sus predecesoras en el papel y su carrera fue más como la de Mimi Rogers.

Marisa Coughlan se lo tomó con más calma. Se casó, tuvo dos niños y de vez en cuando sale en televisión. El caso es que las tres estrellas de la película se quedaron por el camino. ¿Quién tuvo el futuro que Barry y Katie soñaban? (Marisa seguramente nunca quiso meterse en tantos jaleos). Pues quien se daba por hecho que ya no tendría carrera. La vieja, que ni siquiera salía en el cartel de la película. Pues resulta que la señora mayor ganó un Óscar, fue nominada a tres más, tiene cuatro Emmys, cuatro Globos de oro, dos SAG y cinco Baftas. Sí, la ancianita se transformó en una estrella de Hollywood taquillera y respetada. Zas en toda la boca al culto a la juventud.

Post data: Los japoneses fueron mucho más visionarios y le dieron la vuelta al cartel de Secuestrando a la Srta Tingle, convirtiendo a Mirren en la protagonista. Occidente va a la deriva y no queremos verlo.

mrs_tingle

3. Porque no hay nada más divertido que imaginar a Hellen Mirren tratando de localizar y destruir todas las copias que quedan de esta película:

Aunque manda collons que lo hiciera con esta y no con Red.

4. Porque quién no ha soñado en realizar todo lo que ocurre en esta película:

Y eso que el título original iba a ser Killing Miss Tingle. No digo más. Puede que ese sea el secreto de los guilty pleasures, que dicen en alto lo que uno se muere por decir. ¿Que podrían decirlo con talento? Pues también, pero entonces estaría hablando Boyero de ella, no yo.

5. Por ver a Hellen Mirren atada a la cama, con un pijama de raso rojo y media teta fuera:

Quizá no sea exactamente historia del cine… ¿Pero qué película no gana con media teta fuera? De hecho, fue justo eso lo que lo que le faltó en La reina para ser una película perfecta.

3fd27c1104ff6e2de77dc7c6e638f390--helen-mirren-older-women


Y no, no te molestes en buscarla. No está ni en Netflix ni HBO ni en Movistar+ ni en Prime. Al final Mirren consiguió destruir todas las copias…

Redactor de cinefilosfrustrados.com - Mi blog personal: Cosas buenas de pelis malas : super8an.wordpress.com