The Walking Dead

A pesar de que la Séptima Temporada de The Walking Dead no está contentando a una gran parte de fans, los efectos especiales se están llevando la palma.

Puede que la Séptima Temporada de The Walking Dead no esté gustando a todos y, a pesar de la más que discutible calidad en el guion de algunos episodios, lo cierto es que algo está pasando con los efectos especiales. En nuestra retina ha quedado guardado ese falso ciervo construido mediante CGI e incluido en el capítulo por cuestiones considerablemente absurdas. Pero lo cierto es que este fallo no ha sido el único que hemos tenido el placer de vislumbrar e incluso ha habido otros de diversa índole.

La prueba más ferviente la tenemos en Shiva, el tigre de Ezekiel, un animal que apenas ha disfrutado de minutos en pantalla. Lo más lógico es pensar que el problema es de presupuesto, pero dado que estos datos no se hacen públicos es difícil discernir si este es el problema. Sin embargo, sabemos que Frank Darabont -el director y showrunner que inició la serie- se marchó del show por una reducción del presupuesto en 400.000 $ -de 3,4 millones de dólares por episodio a 3 millones-. Desde entonces no hay cifras oficiales, pero se entrevé que los capítulos no llegan a las cifras anteriormente dichas.

En cualquier caso, el final de temporada de The Walking Dead está a la vuelta de la esquina y cualquier fallo, gazapo o error puede ser duramente castigado por la legión de fans, que no ven con buenos ojos el trato indigno que AMC imparte en gran parte de los episodios de relleno. Se agradecerían temporadas más cortas y de mayor calidad, pero a estas alturas se antoja imposible. ¿Qué os parece? ¿Estáis esperando el final de la temporada?

Artículo anteriorAlien Covenant: Nuevos vídeos y la llegada del Alien Day
Artículo siguienteLa Bella y La Bestia sigue líder en taquilla. ¡Mira sus aplastantes números!
Viejoven. Cinéfilo hasta las trancas y administrador de Cinéfilos Frustrados: Tu PEOR blog de Cine y Series, donde tengo la suerte de poder contar mis opiniones y gustos por el Séptimo Arte.