Robert Pattinson: Un actor diferente

Robert Pattinson

Como si de una metamorfosis actoral se tratase, el actor que saltó a la palestra por hacer de vampiro/ídolo adolescente en la saga Crepúsculo se está haciendo un nombre de oro dentro de Hollywood. Tan solo hace falta echar un vistazo a sus últimos trabajos para ver que algo está sucediendo con Robert Pattinson. 

Recuerdo esperar ansioso las novedades en la programación del Festival de Sitges 2019 (uno de los más flojos que recuerdo). Ventajas de viajar en tren, Ready or Not o Synchronic habían llamado mi atención, pero sin más pretensión que esa. Apenas un mes antes de que comenzara a rodar la edición de aquel año anunciaron una película que a mí, de entrada, me daba bastante pereza. Era del director de The Witch, película que he revisionado sin éxito, y el dúo protagónico me parecía incoherente. Supongo que más de uno se imagina de qué película estoy hablando.

The Lighthouse es una obra maestra. Fue la película proyectada en 2019 en Sitges que más se acercaba a la esencia del cine de autor más auténtico y puro. Mis prejuicios fueron rápidamente vencidos a los dos minutos de película. Con apenas seis planos Robert Eggers, director de la obra, consigue que admires con toda tu alma a Robert Pattinson y Willem Dafoe, uno de los dúos más inesperadamente magistrales de los últimos años. Es una película que solo despierta entusiasmo por mi parte, pero no pretendo centrarme exclusivamente en ella, sino en el actor que había rechazado en primera instancia.

The Lighthouse

VER THE LIGHTHOUSE EN FILMIN

A partir de The Lighthouse, “el actor de Crepúsculo” pasó a ser Robert Pattinson. Antes de la obra de Eggers había actuado en films tan alabados como Good Time o High Life, pero fue a partir de aquí cuando su nombre empezó a calar fuerte en mi cabeza. Su actuación en The Lighthouse es tan visceral como el tratamiento visual de la película. Tiene escenas de absoluta locura que cualquier actor podría haber fallado en el intento de no caer en el histrionismo, pero Pattinson no solo regatea ese destino, sino que lo convierte en una masterclass a la altura de su compañero de reparto, un Willem Dafoe que jamás (jamás) ha estado mejor.

Y claro, luego veo que el actor que tantos esquemas ha destrozado va a formar parte del reparto de la nueva obra de Nolan y ya me empiezo a escandalizar. No sé quién es el agente de este hombre, pero se gana el sueldo cada minuto de su vida. Tenet es la confirmación del estatus actual de un actor que se desenvuelve en cualquier género. Si en The Lighthouse era una exhibición de locura y visceralidad, en Tenet es todo elegancia y sutileza.

Robert PattinsonSu papel, por otro lado, (no protagónico, todo hay que decirlo) ahuyentó todos los temores de los fans de Batman al ver que “el actor de Crepúsculo” (etiqueta defenestradísima) era el elegido para dar vida al caballero de la noche en la nueva trilogía de Matt Reeves. Su elección tiene sentido y es coherente con el estilo que parece que va a adoptar Reeves en esta nueva saga del antihéroe. Va a ser la enésima confirmación de su indudable talento.

REPASO A LA TAQUILLA: CHINA LIDERA

Es inevitable en la vida establecer símiles entre estrellas nuevas y estrellas antiguas. Lo vemos en el deporte, en la música, en el cine… Tendemos a arriesgarnos y a dejarnos en evidencia por afirmar supuestos que no se acaban ajustando a la realidad. Ni siquiera es recomendable hacerlo porque, realmente, no aporta nada. Pero en este caso se me hace imposible no afirmar que Robert Pattinson es lo más cerca que ha estado alguien de Leonardo DiCaprio. El tiempo me dará la razón o me retratará. Por el momento, disfrutemos de un actor diferente.