La taquilla del primer fin de semana de febrero ha traído cifras irrisorias en el mercado norteamericano, debido en buena parte a la Super Bowl y a una travesía por la época de menor intensidad en cuanto a grandes estrenos.

Las cifras de la taquilla de este pasado fin de semana hablan por sí solas: el top 10 norteamericano combinado apenas suma 50 millones mientras que el top 5 mundial combinado apenas suma 110 millones. Las cifras son paupérrimas. En condiciones normales la segunda de esas cifras podría ser la de apertura de un blockbuster sólo en Norteamérica.

Al descenso habitual en una época del año en la que los estrenos de Navidad quedan ya algo lejos, y los de primavera sólo existen en formato tráiler, debemos añadir la Super Bowl, un evento que paraliza el primer mercado cinematográfico del mundo y afecta a su taquilla.

La tercera parte de Cómo entrenar a tu dragón abre con 40.2 millones, y suma ya 84.4 millones, mientras que Glass añade 21.7 millones, suma un total de 198.9. En Norteamérica; consigue su tercera semana como número uno en taquilla con apenas 9.5 millones. Una cifra similar en primavera o verano probablemente dejaría una película rondando la cuarta o quinta posición.

Green Book consigue 16.2 millones, para un total de 81.3, mientras que Escape Room recauda 11.7 millones y su taquilla total queda en 96.0 millones.

taquilla 01

Las veteranas de 2018 siguen amasando millones en su prolongada vida comercial en taquilla: Aquaman añade 9.3 millones, suma 1106.9, y se encuentra a sólo 47 millones de los 1153.3 que hizo Civil War en 2016. Japón tiene la llave y pronto sabremos si podrá alcanzar a la culminación de la trilogía del Capitán América.

Bohemian Rhapsody, nuestra favorita en el seguimiento en taquilla mundial, y la gran sorpresa del año pasado, suma 8.9 millones más y asciende a 832.8 mundiales. En Australia se ha convertido en la novena película de mayor éxito de la historia, por encima de Rogue One y por debajo de la última entrega de Harry Potter.

taquilla 02

Bumblebee sigue arrasando en China (el amor chino por la saga Transformers cotiza en alza en el campo del estudio académico), con 8.1 millones esta semana, un total de 455.2 y opciones de terminar en el rango de 470-480 millones.

Mary Poppins sigue sobreviviendo con cifras tibias, 6.2 millones, un total de 328.7. De nuevo Japón ejercerá de colofón a una taquilla que podría oscilar entre los 350 y 360 millones finales.

Alita, dirigida por Robert Rodríguez, y producida por James Cameron, sigue siendo la principal candidata a primer blockbuster del año. Veremos si el encanto del canadiense sigue en forma y por ello, próximamente, recordaremos la extraordinaria carrera comercial de Titanic. 

Advertisements