Parece sacado de un guión pero se confirman las predicciones de hace unas semanas: Endgame podría morir muy pero que muy cerca del record histórico de taquilla de Avatar. En tal caso todo quedaría en manos de Disney (propietaria de ambos films) de cara a una posible argucia comercial que permita al film de los hermanos Russo erigirse como el de mayor éxito de la historia sin ajustar a la inflación.

A estas alturas, apenas 5 semanas después de su estreno mundial, Endgame afronta ya su cuesta abajo en la taquilla mundial, rascando cifras que confirman unos descensos que, salvo mantenimiento inusual, dejarían su final en la mismísima orilla de Avatar. Con 16.4 millones este fin de semana, suma 2713 y queda a sólo 75 millones del film de James Cameron. Sin embargo, aplicando descensos similares a los de Infinity War hace justo un año, Endgame podría recaudar unos 50-60 millones más. Sí, podría morir a menos de 20 millones de Avatar.

A veces, en esto de la taquilla, algunos objetivos parecen plausibles por lo poco que suponen pero los descensos suelen ser tozudos y esos indican ese final rozando los 2787 millones de Avatar. Disney difícilmente va a tener -por lo menos en los próximos años- una opción tan clara de lograr un hito histórico como este (aunque Avatar sea ahora parte de la familia Disney, Marvel lleva siéndolo desde hace una década) y podría aplicar alguna argucia comercial para recabar esos millones necesarios. De hecho, es todo tan justo, que la misma Avatar podría recuperar su posición aplicando otro re-estreno cuando aparezca su secuela. Todo queda en casa.

taquilla 01

La última entrega de Godzilla domina la taquilla de esta semana con 179 millones en su debut, sin duda muy flojo. Los 400 millones mundiales aún son posibles pero hay también altas probabilidades de que pierda esa marca. Por su parte Aladdin añade 120.6 millones, suma 445.9, y con este ritmo podría alcanzar los 800 millones finales y convertirse en el mayor éxito de Will Smith. Hasta la fecha mandan los 817 millones de Independence Day aunque, por supuesto, si ajustamos a la inflación Aladdin quedaría muy lejos del desorbitado éxito del film de Roland Emmerich en 1996.

Rocketman, a la estela del éxito en taquilla del biopic de Queen, añade 44.2 millones, acumulando 56.2, mientras que la tercera entrega de John Wick añade 23.8 millones y suma ya 221.6. Sigue con opciones de llegar a unos extraordinarios 300 millones mundiales.

Entramos de pleno en la temporada estival con el estreno de la cuarta entrega de los X-Men de la línea Primera Generación (Matthew Vaughn, 2011) y la secuela de Mascotas, aunque seguiremos con un ojo puesto en el pulso, dólar a dólar, de Disney por desbancarse a si misma en la lucha Endgame vs Avatar.

Advertisements