Lo avisamos la semana pasada: la caída de Endgame en la taquilla mundial auguraba un final de infarto de cara a la corona mundial como película de mayor éxito de la historia (siempre sin ajustar a la inflación). El objetivo de Endgame son los 2787 millones de Avatar pero ahora mismo proyecta una cifra final algo por debajo. ¿Y si Disney planea evitar esa muerte en la orilla?

Los caminos de la taquilla no son del todo inescrutables. Hay espacio para la sorpresa. Nada está escrito. Pero en la época del blockbuster, especialmente cuanto mayor es una película (y por tanto cuantos más ojos hay observando su trayectoria comercial), los porcentajes, o descensos, te llevan directo hacia unas cifras finales con relativa (insistimos: relativa) garantía. Pero en este caso el final de Endgame, en algún punto entre los 2720 y 2780 millones, requieren de una especial atención porque precisamente esas son las cifras del record actual de taquilla mundial sin ajustar: los 2787 millones de Avatar.

La última entrega del Universo Compartido de Marvel ha logrado este fin de semana 32.1 millones en la taquilla mundial, con lo que suma 2682.9 millones. Esto es, a 105 millones del objetivo final. Nadie estaría hablando de ello si Endgame hubiera iniciado su descenso con 2200 ó 2300 millones pero ya es seguro que va morir muy cerca de Avatar. No sabemos si por encima, o por debajo, pero va a estar tan cerca que no podemos evitar observar esta treta del destino: ir a morir justo en la zona en la que Avatar mantiene su corona desde el año 2010.

Si nos preguntan, ahora mismo diríamos que Endgame NO va a lograr dicho objetivo. Probablemente Endgame, de esos 105 millones que le quedan hasta Avatar, pueda sumar unos 60-80 más, así que el tope actual sería de unos 2762 millones. No podemos descartar una súbita estabilización de la taquilla pero ahora mismo no parece probable. La gran duda, de confirmarse esa muerte tan cerca de Avatar, es si Disney (propietaria de ambos films) aplicará alguna treta comercial que empuje a Endgame para lograr el número 1 histórico. A saber: alguna promoción, un reestreno con una o varias escenas añadidas (Avatar ya lo hizo en 2010, de hecho Endgame puede superar Avatar sin el añadido de su reestreno a finales de aquel año).

taquilla 01

Aladdin debuta con 207.1 millones, 86.1 de ellos en el mercado doméstico, y apunta a una taquilla final por encima de los 600 millones. Buen resultado tras una sensación inicial que apuntaba hacia un posible fracaso. La tercera entrega de John Wick añade 49.1 millones, suma 175.3 millones y sigue con opciones de llegar a los 300.

Los últimos compases de Endgame marcan, pues, el inicio de la temporada veraniega de grandes estrenos hasta el mes de agosto: Rocketman, Dark Phoenix, Toy Story 4, el remake de El Rey Leon. No, el asunto  no destaca por la originalidad, pero prometen un verano movidito. Y será durante el mismo, a finales de junio o primeros de julio tal vez, cuando sepamos por fin se Endgame supera a Avatar o muere muy cerca de ella. Poético.

 

 

Advertisements