Desde el (semi) reestreno era cuestión de tiempo que Endgame, millón a millón, pudiera alcanzar los históricos 2787 millones en taquilla que han permitido a Avatar reinar durante casi diez años y a James Cameron prolongar su dominio durante más de dos décadas. Analizamos los pormenores de este logro y no nos olvidamos del espectacular arranque de El Rey León.

En algún punto de este tercer fin de semana del mes de julio de 2019, la cuarta entrega de la saga Vengadores, y culminación del Universo Cinematográfico inaugurado en 2008, ha superado la marca de los 2787 millones de dólares en taquilla mundial. Y con ello ha superado a Avatar como la cinta más taquillera de todos los tiempos sin ajuste a la inflación. Dato que conviene recordar ya que, si se tratara de una lista con ajuste, ya no sería por taquilla, sino otra cosa. El juego es el que es, y resulta obvio que otros films fueron verdaderamente más exitosos, pero la lista absoluta lo es para todos. Y sólo un film, en los últimos diez años, ha logrado superar aquella histórica marca de Avatar.

En aquella ocasión Avatar logró el record sin reestreno alguno (cuando este se produjo apenas rascó unas decenas de millones y Avatar ya ostentaba el título) y pulverizando la marca anterior (aquellos históricos +1800 millones de Titanic) por 900 millones de diferencia. Por otra parte el cambio de divisas le fue muy favorable, y el precio extra del 3D, auténtico reclamo del film (aunque su revolución fue a través de la captura de movimiento del equipo de Joe Letteri en Weta Digital), ayudaron a la causa, sin duda. Pero este mundo de la taquilla funciona así: manda quien logra más dinero. Se pueden igualar los valores, de distinta forma (y a menudo con métodos poco fiables), pero, como decíamos antes, ya no sería una lista estricta de taquilla absoluta. Felicidades, pues, a los hermanos Russo, Kevin Feige y Marvel-Disney. La marca, provisional, de Endgame se sitúa ahora en 2790 millones. Los 2800 están ahí…

El fin de semana, sin embargo, ha tenido un protagonista peludo, felino y de dudosa procedencia digital: El Rey León ha completado su debut con unos 450 millones que, sumado a lo ya logrado la días antes, fija en 531 el montante provisional del remake de Disney. En ese debut se incluye los 185 de su salida en el mercado doméstico. Con esas cifras, aplicando los multiplicadores habituales para esta época del año, género del film y recibimiento provisional, debería poder superar los 1500 millones a nivel mundial. Tal vez un final en la zona de los 1600-1800 millones.

taquilla 01

Spider-Man: Lejos de Casa suma 58.2 millones, alcanza los 970 y ya divisa su siguiente paso: convertirse, tal y como ya anunciamos, en el noveno film del llamado UCM en alcanzar los 1000 millones en taquilla. Debería poder llegar a los 1100 y empezar a aterrizar en algún punto entre los 1100 y 1200 millones. El objetivo, aún lejano, serían las extraordinarias cifras que logró la tercera parte de Iron Man en pleno vendaval de aquel éxito histórico de Los Vengadores en 2012.

Otra secuela, también de Disney (¿acaso hemos hablado de algún film que no lo sea?), la cuarta entrega de Toy Story, añade 40.4 millones, llega a 859.4. Los 1000 millones siguen siendo una opción muy probable así como acercarse mucho a la excelente marca de la tercera entrega. Conviene recordar que por entonces, en 2010, le sirvió para coronarse como película más taquillera del año a nivel doméstico y mundial.

El vendaval temático de Disney seguirá durante algunas semanas pero la agenda ha quedado un poco libre de tanta secuela y, tal vez por eso, el próximo lunes hablaremos de Quentin Tarantino. Ya tocaba.

Artículo anteriorSaint Seiya: Los Caballeros del Zodiaco (2019): Dame tu fuerza, Pegaso, pero poca
Artículo siguiente52ª EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE SITGES: ABONOS, PELÍCULAS Y PREMIO HONORÍFICO