Luke Skywalker Los Últimos Jedi

El estreno de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi no ha dejado indiferente a nadie. Sea positiva o negativa, está habiendo mucha polaridad entre el sector fan, que no está de acuerdo sobre si es una buena o mala película. Ahora, este “meme” aclara un poco más las cosas.

A lo largo de 2017, ha habido unas tantas películas que han causado cierto revuelo entre la comunidad cinéfila. Déjame Salir, Blade Runner 2049 o Llega de Noche son algunos ejemplo de ello, con gente enfrentada sobre si es algo bueno o no. Lo que nadie esperaba es que Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi iba a generar tanta disparidad de opiniones, lo que la ha catalogado como una de las cintas más polémicas de toda la saga galáctica.

En unas recientes declaraciones a Mark Hamill, protagonista de la trilogía clásica y actor enfundado bajo la piel de Luke Skywalker, el intérprete aseguraba que “este no era mi Luke Skywalker”, avivando el las llamas sobre el filme.

“Le dije a Rian: Los Jedis no abandonan. Puede que si tuviera un problema, se tomase un año para intentarlo de nuevo, pero si cometiera un error, volvería a intentarlo pero no solucionarlo. Pero aquí hay una diferencia fundamental, esta ya no es mi historia. Es la de otra persona -y Rian necesitaba que fuera de determinada manera para que el final funcionara… Eso es lo fundamental de mi problema. Luke nunca hubiese dicho eso, lo siento. Pero de nuevo estoy hablando de Star Wars de George Lucas. Esto es el Star Wars de otra generación, así que tengo que pensar en Luke como otro personaje. Quizá sea Jake Skywalker. No es mi Luke Skywalker, pero hice lo que RIan necesitaba porque funcionaba en la historia”.

Como os podréis imaginar, estas declaraciones han causado gran revuelo entre los fanáticos de la saga galáctica, que no han dudado en apoyar (no todos) la disyuntiva del maestro Skywalker. No obstante, ha salido a la palestra un divertido “meme” que, paradójicamente, echa por tierra cualquier crítica al respecto:

Star Wars (01)

TRADUCCIÓN: “Los Últimos Jedi traicionan al personaje de Luke. Un verdadero Jedi seguiría en pie y luchando después de un error que despertara al Lado Oscuro en una galaxia de paz”. “De hecho, cuando mi aprendiz se transformó en Darth Vader, corrí a esconderme en un planeta desértico con un nombre falso y esperando que nadie me reconociera”. “Sí, se me escapó que Palpatine fuera un Sith, así que corrí a esconderme y a vivir en un pantano. Es lo que hacemos los Jedi”.

En cualquier caso, Mark Hamill se ha disculpado por estas declaraciones en su cuenta de Twitter, diciendo que “Lamento haber expresado mis dudas e inseguridades en público. Las diferencias creativas son un elemento corriente en cualquier proyecto pero normalmente se mantienen en privado” y asegurando que “sólo quería hacer una buena película”. 

¿Qué opináis? ¿Creéis que Mark Hamill está en lo cierto o que, de lo contrario, el “meme” ha trastocado completamente la crítica? 

Artículo anterior¡Guía de Cine 2018! Los estrenos más relevantes del próximo año (enero-junio)
Artículo siguienteCreed 2: ¡Ya tenemos fecha de estreno!
Viejoven. Cinéfilo hasta las trancas y administrador de Cinéfilos Frustrados: Tu PEOR blog de Cine y Series, donde tengo la suerte de poder contar mis opiniones y gustos por el Séptimo Arte.