makoto shinkao

Makoto Shinkai es el nuevo director de animación japonesa de moda en todo el mundo. Su película más reciente, Your Name, fue un exitazo en el país nipón —convirtiéndose en la cinta de animación más taquillera de la historia, superando al Viaje de Chihiro— y a casi un año de su estreno en Japón aun sigue triunfando en los países que llega (hace poco se estrenó mismamente en España).

Tras tener en cuenta este reciente éxito del director japonés, no es de extrañar que lleguen las comparaciones con el fundador del Studio Ghibli. Pero aunque daré argumentos más adelante, me gustaría responder tajantemente a la pregunta que yo mismo planteo en el titular de la entrada. NO, Makoto Shinkai no es, ni será nunca, el próximo Miyazaki.

El mismísimo Shinkai dijo en unas declaraciones que le pone nervioso esta comparación, pues no piensa que esté al nivel de Miyazaki. Pero más que de nivel yo hablaría de estilo, pues aunque desmienta esta comparación, Shinkai me parece uno de los mejores directores de animación actuales.

Crítica de Your Name (2017): Lazos de ciencia ficción

Está claro que esta comparativa entre ambos directores viene a raíz del reciente éxito de Your Name, pero lo veo un buen motivo para hablar del estilo de ambos directores y sus grandes diferencias. De hecho ambos cuentan historias totalmente opuestas: Shinkai se caracteriza por su melancolía y nostalgia, así como la convivencia con la tecnología y una forma muy singular de contar historias de amor, mientras que Miyazaki es esperanza en estado puro, la idea de hacer un mundo mejor junto con su gran contenido naturalista (en contraposición con el tecnológico de Shinkai).

Pero no solo en temas de guion vienen sus grandes diferencias, pues la animación usada por ambos tampoco es similar, así como la ambientación de éstas. Shinkai siempre opta por paisajes lo más cercanos a la realidad posible, que se acentúa con su animación, y la carencia de fantasía en la mayoría de sus cintas —aunque Your Name sí cuenta con ciencia ficción no es ni mucho menos el eje central de la obra.

Miyazaki en cambio es todo lo contrario, la fantasía y mitología tienen una gran importancia en la mayoría de sus obras, así como unos paisajes cargados de naturaleza, o donde ésta tiene una importancia vital.

El último punto que me gustaría destacar, y aunque lo podríamos incluir en el guion quiero dejarlo aparte pues en el cine de Shinkai es el centro de todo, es el amor. Podemos afirmar tras sus cinco largometrajes que el trato del amor en el cine de Shinkai ya es marca de la casa; sus romances no es ni mucho menos a lo que solemos estar acostumbrados. El amor según Shinkai es un sentimiento que se debe disfrutar sin esperar recibir nada a cambio, y que el director remarca con sus protagonistas adolescentes, más que feliz es un sentimiento melancólico. Mientras que el romance made in Miyazaki es mucho más convencional, y la mayoría de las veces termina en felicidad en estado puro.

Podríamos seguir y seguir comentando las diferencias entre ambos y no acabaríamos nunca, pues como dije al principio, son directores muy diferentes. Pero para terminar me gustaría nombrar a un director, que sin ser una copia de Miyazaki, sí que tiene grandes similitudes con él: Mamoru Hosoda (El niño y la bestia, Wolf Children) es el único director, que aun teniendo estilo propio, sí podría nombrar como el próximo Miyazaki, pues sí veo grandes similitudes entre ambos (quizás en otro artículo je). Shinkai no es ni será el próximo Miyazaki, pero tras haber visto Your Name, puedo afirmar que nos quedan buenas películas de animación para rato. ¡Y no os olvidéis de dejar vuestra opinión sobre este asunto en los comentarios!

Artículo anteriorAsí era el oscuro final original de Múltiple, la última película de M. Night Shyamalan
Artículo siguienteLas películas a competición en Cannes 2017
Amante del cine desde chiquitito. Llevé el anillo único al Monte del Destino en 2 días, elegí la pastilla verde en Matrix, vi que había dentro del maletín de Pulp Fiction y soy el octavo samurái encubierto.