Liar

Continuamos en Cinéfilos Frustados con nuestro análisis capítulo a capítulo de la serie Liar, serie británica que nos trae HBO a España todos los lunes por la noche y de la que ya hemos disfrutado de su tercer episodio. Este episodio es de los que llevamos el que menos avances de trama nos trae, y a la vez de los más duros de la serie, ya que pretende mostrarnos las consecuencias de una violación, entremezcladas con un nuevo caso que nos ha puesto los pelos de punta. Comenzamos con el análisis de Liar 1×04.

Liar ya ha puesto las cartas sobre la mesa, todas boca arriba. El capítulo anterior suponía el ecuador de la serie, y su final no dejaba lugar a dudas sobre quién tenía razón en todo este caso: Andrew violó a Laura drogándola, y no mostraba arrepentimiento alguno. A partir de aquí, todo avance será un intento de conseguir que Andrew pague por lo que le hizo a Laura y a más chicas, entre ellas a la agente Vanessa, su nueva víctima. Pero vayamos por partes.

Review de Liar 1×03: Episodio 3, medias verdades y caras ocultas (HBO)

Ni Laura (la cual no tuvo nunca ningún atisbo de duda) ni nosotros (que sí que lo tuvimos) pensamos lo contrario: Andrew es un violador,  y tenemos la certeza de que el aparente suicidio de su mujer no es solo eso. Por ello, decide desplazarse a Edimburgo para investigar sobre la antigua pareja del maltratador. La primera de las visitas es a la madre de Mary, una mujer que tiene un alto concepto de su ex-yerno, y que lamenta mucho el suicidio de su hija, pero no responsabiliza a Andrew de ello. La segunda de ellas es Catherine, antigua amiga de Andrew y Mary y que al final se descubre como una nueva víctima más de Andrew. Me gustaría detenerme en este punto porque todo lo que se desprende de esta trama es algo realmente crudo: cómo se sigue viviendo con normalidad después de una violación. Aquí vemos dos caras de una moneda: por una parte Laura, guerrera que no descansará hasta ver entre rejas a su atacante; y por otra la madre de Mary y Catherine. La primera prefiere cegarse ante la idea de que su querido y perfecto yerno tuviera algún atisbo de responsabilidad ante la muerte de su hija, y antes de aceptar la verdad prefiere vivir con su mentira y sus pastas. La segunda provoca un escalofrío en el cuerpo cuando adivinamos que también fue violada por Andrew, y más tarde vuelve a rectificar por las presiones de la suegra del médico. Por suerte, no conozco en mi entorno a ninguna persona que haya sido maltratada, pero me alegra que la serie no se quede solo en la parte más ficticia del problema, y que asuma y trate estos casos en toda su vertiente.

Sin embargo, en soledad, Laura demuestra que las cicatrices aún no han cerrado del todo, y que tardarán en hacerlo. Debido a las condiciones atmosféricas que se han dado en Edimburgo, el vuelo queda retrasado, teniendo que hacer noche allí y conociendo en el aeropuerto a Ian, un chico que intenta filtrear con Laura y que no tiene el éxito que él desearía. A pesar de ello, la serie nos muestra a un Ian educado, simpático, romántico (con detalles como el ramo de flores), pero que no llega en el momento oportuno. Y aquí vemos de nuevo el tema que hemos comentado anteriormente: qué pasa después. Qué ocurre cuando la vida sigue alrededor tuya, y tu no puedes subirte al carro. La misma Laura reconoce que en otras circunstancias quizá hubiera ocurrido algo, pero ahora mismo le resulta imposible. Y de nuevo punto a favor de la serie, por enmarcar este problema en este episodio, quedando muy coherente y redondo con la idea que pretende transmitir. 

Y aquí pasamos a hablar de Andrew, el cual ya ha conseguido despertar todos nuestros sentimientos más oscuros y que sean enfocados hacía su persona. En este episodio vemos como, simple y llanamente, lo vuelve a hacer, en este caso contra la detective Vanessa. Siguiendo prácticamente el mismo procedimiento utilizado en casa de Laura (exceptuando la entrada al edificio), Andrew droga y  suponemos que viola (aunque realmente eso no se ve en la serie) a la agente. Sin embargo, las consecuencias son si cabe todavía más crudas que en el caso de Laura, pues la agente (que vemos que mantiene una relación a distancia con una chica establecida en Irak) estaba embarazada de 10 semanas, y el consumo de la droga metida en el zumo que estaba tomándose le ha provocado que después de orinar el retrete aparezca con sangre. No sabemos si esto lleva a un aborto seguro, pero desde luego que la cosa no pinta nada bien.

Aquí me gustaría resaltar un pequeño punto que al menos personalmente tenía miedo de que ocurriera y la serie se desinflara por momentos, y que por suerte está siendo muy bien encauzado. Bautizada como Liar y viendo como transcurrían los dos primeros capítulos, yo esperaba un continuo juego con la finalidad de ver quién mentía en el caso de la violación de Laura. La confirmación a mitad de temporada de que Andrew era el mentiroso me transmitía dudas sobre qué podría pasar ahora, si no era quizá demasiado pronto para haber resuelto el juego. Por suerte, la serie va tomando un camino que lejos de conformarse con saber quien mentía pasa a mostrarnos las consecuencias y las venganzas del resto de personajes, y lo están haciendo de fábula.

Todas las reviews de Liar las puedes encontrar en este enlace.

Y aquí llegamos al final del capítulo. Una vez en Londres, Laura habla con Tom y el policía le consigue GHB o conocido como éxtasis líquido, la misma droga utilizada por Andrew en sus violaciones. Laura busca su venganza utilizando para ello las mismas armas que su acosador (el cual encima le obliga a rectificar públicamente sus acusaciones si no quiere ser denunciada por difamaciones). Pienso que Laura utilizará esto para algo similar a una tortura, pero es algo que no podremos confirmar hasta el capítulo siguiente, además de poder ver las consecuencias de lo ocurrido en casa de Vanessa, o la repercusión de lo que Laura ha adivinado en Edimburgo. La semana que viene pasaremos a analizar el 1×05 de Liar. ¡Hasta dentro de siete días!

Artículo anteriorCrítica de La Montaña Entre Nosotros (2017): Amor y supervivencia en tierras congeladas
Artículo siguiente¡Sonic The Hedgehog tendrá su propia película!