Tras varias semanas cargadas de estrenos de cine interesantes que me hacían la vida imposible para elegir los más destacados, volvemos a una semana de calma, que aun teniendo varias películas destacadas, no tiene una cantidad tan alta como las anteriores y sobre todo no cuenta con estrenos tan sonados. En cabeza, destacamos a la italiana Corazón Puro.

Corazón Puro nos trae el romance entre Agnese y Stefano. Ella tiene 17 años, vive con su madre y está a punto de hacer voto de castidad hasta el matrimonio. Él es un hombre de 25 años, con un temperamento violento y un pasado turbio. Tras un inesperado encuentro despiertan un sentimiento de pureza, pero al hacer el amor por primera vez, Agnese piensa que ha traicionado sus ideales.

Pudimos disfrutar de la cinta en el Festival de Sevilla, donde la protagonista Selene Caramazza se llevó el Premio a Mejor Actriz. El drama romántico cuenta con un guion exquisito que no aburre en ningún momento, alejándose de los clichés y la narrativa más previsible.

Junto a Corazón Puro nos llega otra película muy a tener en cuenta, esta vez desde Corea del Sur. En la playa sola de noche, del surcoreano Hong Sang-soo. Ha salido con muy buenas críticas de todos los festivales visitados, y su protagonista Kim Min-hee fue ganadora del Premio a Mejor Actriz en Berlín y Gijón. El día de su estreno contareis con crítica por parte de Cinéfilos Frustrados, a un servidor le ha encantado.

Por último, y un escalón por debajo de estas dos, pero igualmente recomendable nos llega la española Fe de etarras, que tantas ampollas levantó durante su campaña de marketing. Una sátira sobre el grupo terrorista ETA divertidísima y que pone un peso a favor de la balanza de Netflix en el ámbito peliculero. Para más detalle contamos con nuestra propia crítica en la web.

Advertisements