En pleno “boom” de películas sobre grandes estrellas de la música, el director británico Danny Boyle (Slumdog Millionaire, Trainspotting) se apunta a la moda con Yesterday. La diferencia esta vez es que no se construye como un biopic al uso sobre, en este caso, Los Beatles, sino que se aprovecha de su música para contarnos una historia de amor.

Sí, estamos ante una comedia romántica con unos toques fantásticos. La idea a priori es interesantísima. Un joven músico (Himesh Patel) sin mucho éxito sufre un extraño accidente durante un apagón mundial y al volver resulta que es el único humano que recuerda a los Beatles.

yesterday

El verdadero hilo conductor de la película es la relación de amistad que tienen su protagonista, Jack Malik y la que es su representante musical, Ellie Appleton (Lily James). En base a ellos dos vemos como es la vida de Jack, reponedor de supermercado y con unos padres algo peculiares.

El problema de Yesterday es que quiere tocar varias piezas cinematográficas a la vez y acaba desafinando en prácticamente todas. Y es que, si quitáramos el componente fantástico de la película, estaríamos ante una comedia romántica al uso, lo cual nos deja algo decepcionados porque el encargado de escribir el guión es nada menos que Richard Curtis, creador de Notting Hill y la encantadora Love Actually.

Por supuesto, la mayoría de fans de Los Beatles que vayan a ver la película podrán disfrutar de sus grandes títulos. Aunque estas canciones están en un segundo plano en la mayoría de escenas, ya que siempre hay un personaje o varios hablando mientras se cantan, lo cual puede hacer que se disfruten menos. Seguramente puede haber fans que esto les pueda llegar a molestar.

yesterday

Aun así, gracias a que Los Beatles no existen en esta historia, los fans tendrán muchos guiños y momentos especiales a las canciones más famosas del grupo. Tanto por situaciones extrañas como por ciertos personajes que aparecen con los que podrán sentirse identificados. Sin duda la mejor escena de la película trata de un encuentro muy especial, e incluso entrañable, entre el protagonista y una gran personalidad musical.

Y no, no estoy hablando de Ed Sheeran. El cantante y compositor más famoso de la actualidad se hace con parte de la película interpretándose a sí mismo. Entre él y Jack surgirá una pequeña amistad y también una confrontación musical. Boyle aprovecha al músico para hacer comedia con la composición de canciones, algo que disfrutarán mucho los aficionados a la música y al propio cantante. Para el resto es posible que todas estas escenas se hagan cuesta arriba, ya que el humor británico está presente en toda la película y si no se entra en él se puede llegar a hacer monótono.

Los personajes secundarios de Yesterday no acaban de funcionar demasiado. Tenemos a casi todos los típicos que suelen aparecer en las historias románticas. El amigo cómico del protagonista que no hace gracia. La tercera persona en discordia entre los dos enamorados que aquí pasa sin pena ni gloria. Los padres del protagonista, que los podemos salvar, porque seguramente tienen los momentos más graciosos. Luego tenemos al personaje de Kate McKinnon, representante de grandes estrellas de la música y que intentará ganar millones con Jack Malik y “sus” canciones, pero a su vez también separar a Jack de su “gran amor”.

yesterday

Es su gran amor entrecomillado porque si algo no debería fallar en una comedia romántica es la química entre la pareja. Patel y James hacen lo que pueden con sus personajes, pero la historia entre ellos resulta poco convincente. Patel es quien hace mejor la película con su actuación, le va muy bien su papel tanto en la parte cómica como en la dramática. Además él canta las canciones en la película y lo hace genial. James es encantadora pero su papel no la ayuda.

A pesar de que la factura de la película es buena, Boyle sabe dirigir muy bien y la fotografía es bonita y original, y que la idea es bastante potente, Yesterday sería mucho mejor si se hubiera centrado en una trama concreta, y esa era la desaparición de…. de… lo siento, pero ahora mismo no sé quienes son esos Beatles.

Crítica de Spider-Man: Lejos de casa (2019) Así… sí

Advertisements
Reseña Panorama
Puntuación general
5

Warning: A non-numeric value encountered in /home/cinefilo/public_html/wp-content/plugins/nix-gravatar-cache/nf-gravatar-cache.php on line 116
Alicantino perdido en el universo de los replicantes intenta encontrar el camino de vuelta a casa junto a su fiel amigo el T-800. En ocasiones hacemos parada para degustar la mejor carne de cordero en completo silencio. No hace tanto calor en Mordor. Ridley Scott no está tan lejos del espacio, marciano de pura cepa.