Venía yo todo hypeado a ver Westworld. Que si HBO, que si colabora J.J. Abrams, que si esta serie lo va a petar que no veas, que si Anthony Hopkins y la madre que lo parió… Bueno, la acabo de ver y es como si no me hubiese enterado de nada.

Los primeros 15 minutos de Westworld suceden con un popurrí de historias de las cuales no recuerdo casi nada, hasta que sacaron a los “creadores”. Resulta que la serie se basa en una recreación de un pueblo del oeste pero con robots de todo tipo, año 2322 -este año me lo he inventado, me gusta el número-. La gracia, al parecer, está en que cada día vienen guiris -traducir guiris por visitantes- a pernoctar o al burdel o a lo que sea que se haga en un pueblo del lejano oeste con todo lo que trae consigo esa mezcla entre robots (que no lo parecen, ojo) y humanos.

Anthony Hopkins, al cual no he pillado el nombre de su personaje, es el final boss de la empresa.

En el bando de los “creadores” de Westworld tenemos a Anthony Hopkins, que no he podido pillar su nombre pero parece que sea el final boss de esa empresa. También a un tipo con gafas, negro y unas entradas al más puro estilo Iniesta, uno rubio que me suena de haberle visto en CSI, un tipo con acento británico que habla más rápido que piensa y una mujer, que según he podido percibir, parte el bacalao.

En el pueblo esté, entiendo que es Westworld, todos los días se repiten las mismas historias. Pero ojo, que justo el día del piloto -1×01 The Original– se empiezan a volver malos algunos robots, empiezan a matarse entre ellos, etc. Vamos, que se lía muy parda en 5 minutos de capítulo a lo tonto.

Como habitantes/robots del pueblo, cabe destacar la rubia que hizo la peli de Thirteen con 18 tacos -que para colmo se llama Dolores-, así como Cíclope de X-Men -un rollete-.

Mamá y papá oso.
Mamá y papá oso.

También contamos con personajes tan variopintos como su padre, dos prostitutas del burdel, el típico sheriff parguela y con ciertos kilos de más, así como algún que otro secundario al que no han dado el debido protagonismo todavía (o yo lo he obviado).

Ed Harris aparece en plan Terminator matando a quién le da la gana.

Entre estos dos bandos, aparece Ed Harris en plan Terminator, matando a quien le da la gana, haciendo y deshaciendo a su antojo -parece ser que no es ni de una acera ni de la otra-.

En mi opinión, han querido hacer un piloto en plan “pro” y han acabado haciendo un compendio que bien se podrían haber guardado ciertas cosas en el tintero. Por lo general, The Original es un capítulo más o menos entretenido y se ve algo de sexo y tetas, que eso siempre gusta al espectador. Habrá que darle un par más de capítulos para ver si esta serie triunfa o tiene el mismo destino que el último programa de Pajares.

MI NOTA: 6,25/10.

 

Advertisements
Compartir
Artículo anteriorHayao Miyazaki dirigirá una nueva película
Artículo siguienteSailor Moon está de vuelta
Me presento, soy y seré Diego, ex-estudiante, amante de todo lo que a nadie le gusta y también del chocolate crunch, ¡ah! y también me veo cosas en VOSE. Dado mi imposibilidad de mantener contacto con las personas/seres de luz que elaboran todo tipo de material cinematográfico, en esta sección trataré de hablar por todas esas bocas que lo piensan pero que nunca lo dicen, que lo sienten pero que siempre callan, que ven Gossip Girl en sus ratos libres pero que tienen miedo a decírselo a sus mejores amigos (masculinos), o que odian The Walking Dead tras 20 capítulos en los que no sucede nada y no se atreven a dejar de verla por miedo a que en el siguiente capítulo pase algo realmente relevante para la trama. Lo haré en forma de reviews, todas altamente fundamentadas y con escasos insultos, aunque muchas veces me cueste aguantarme; todo ello aderezado por una duración que variará según me salga de... y una temática centrada en capítulos específicos o en películas de cartelera. Por cierto, todo ello desde un punto de vista Hater, ya sabéis, como el tonto de Auronplay, ¿no? pero yo sin cobrar un puto duro, así da gusto.