El pasado martes por la noche se emitió en NBC el último capítulo de la segunda temporada de This is Us antes del parón navideño. La serie, que no retornará hasta el 3 de enero, se marcha de vacaciones con una nueva tanda de episodios que comenzó con una serie de vaivenes que no sabemos hasta dónde nos llevarían, para reconducirnos y finalizar con 3 capítulos que nos han recordado los mejores momentos de la serie.

Aviso: este artículo contiene spoilers de la segunda temporada de This is Us, por lo que si no la has visto aún, para de leer si no quieres que te destripemos el argumento.

Los premiados de los Emmy 2017

This is Us tenía un gran reto en esta segunda temporada. Todos sabíamos que no iba a darnos ninguna sorpresa como la que fue aquel maravilloso primer episodio. También sabíamos que el margen para darnos nuevas noticias inesperadas del pasado de nuestros protagonistas era muy pequeño. Con estas cartas, This is Us tenía que pelear para conseguir hacer una historia atractiva e interesante y que no fuera incoherente con todo lo visto hasta ahora. Y lo ha conseguido.

Sin embargo, el camino hasta ese logro no ha sido todo lo regular que se podría haber hecho. Los primeros episodios de la nueva temporada planteaban una serie de problemas que en principio no resultaban especialmente atractivos (la película de Kevin no me producía el más mínimo interés, por mucho Stallone que apareciera en pantalla), o quizá se revolvían demasiado en sí mismos, intentando plantear a la nueva generación los problemas que ya sufrió la anterior (la adopción de Randall). Por suerte, todas estas tramas han llegado finalmente a converger en los mencionados 3 últimos episodios que han sido todo un recuerdo del mejor This is Us. Vamos a pasar por cada uno de los hermanos para ver qué ha sido de ellos hasta ahora:

  • Randall

Lo que parecía en principio un intento de asemejarse a sus propios padres, pronto se convirtió para Randall en el descubrimiento de que no todos los procesos de adopción han de ser tan calmados como pudo ser el suyo. A pesar de las trabas burocráticas que se ven en los primeros capítulos, la adopción de Randall no se asemeja en nada a la que éste realiza con Deja, una niña que adoptan mientras su madre se encuentra en prisión.

Toda esta trama nos muestra una redención del personaje, un intento por ser el protagonista absoluto del mismo proceso que tuvieron sus padres con él. Sin embargo, como vemos en el último capítulo, al final se da cuenta de que no es lo mismo la adopción de un bebé que la de una niña pre-adolescente, que no se puede aislar a alguien de su lugar de origen una vez se estableció en él.

Al final del último episodio, mientras Randall muestra su deseo de querer ahora probar con la adopción de un chico, un niño del que desconocemos su procedencia necesita unos padres. Ya tenemos la base de la trama de los nuevos episodios.

  • Kate

Sin duda, podemos afirmar que Kate es la que peor lo pasa de los 3 hermanos protagonistas. Sin comerlo ni beberlo, Kate y Toby se encuentran con la noticia de que van a ser padres al tener un embarazo no deseado. Mientras Toby lo celebra por todo lo alto, Kate intenta reprimir sus sentimientos, argumentando que es posible que algo pase y que pierdan al bebé.

La alegría de Toby consigue vencer los malos augurios de Kate, y cuenta la feliz noticia a toda la familia. Sin embargo, si algo puede ir mal en This is Us, lo normal es que así sea, y esto no iba a ser una excepción. Un accidente doméstico provoca el aborto de Kate, centrándonos la última parte de la temporada en la asimilación de la noticia, la culpa que intenta trasladar a Toby por contagiarle su entusiasmo, y finalmente la aceptación de que no todo siempre ha de ir bien, pero no por ello hay que dejar de intentarlo. Ella misma nació junto a un bebé que finalmente falleció.

La temporada acaba con la feliz noticia de que volverán a intentar tener otro bebé, y esperemos que esta vez no surjan complicaciones, y Kate y Toby consigan ese/a hijo/a que esperaban

  • Kevin

Y llegamos a la parte más floja de la temporada. Justin Hartley hace pensar en muchos momentos que debajo de esa apariencia de chico guapo se encuentra verdaderamente un buen actor, que ha demostrado el amplio abanico de emociones que requería su personaje a lo largo de toda la temporada. El problema es la excesiva presión y el exceso de dramatismo que creo que se ha impregnado a Kevin en esta parte de la serie.

La recaída de la lesión sufrida cuando era joven debido a un accidente en un rodaje ha conducido a Kevin a una espiral de aislamiento, alcohol, mono de tranquilizantes y desastres personales que no llegan a estar del todo justificados en la temporada. Nadie le dijo que iba a perder su trabajo, ni esa reputación que estaba consiguiendo con papeles más serios (excepto por su vuelta a The manny) por la recaída en su dolencia de la rodilla. Esto le ha llevado a poner fin en su relación con Sophie y a ser detenido por conducir bajo los efectos del alcohol con Tess (su sobrina e hija de Randall) en el coche.

Espero que este sea el punto más bajo de Kevin y que la caía a los infiernos se frene para volver a resurgir personal y profesionalmente, porque ahondar en esta depresión no tendría ningún sentido.

Número uno – numero dos – número tres.

Todo esto que hemos contado ha sido una aproximación a la temporada, especialmente a estos tres últimos capítulos donde han coincidido todas las tramas que mantenían a los hermanos alejados unos de otros. Y ahí es donde la serie mejor juega a ser This is Us: las historias de los hermanos en conjunto tienen mucho más interés que cuando hacen la guerra por separado, a pesar de que el reencuentro físico solo se ha producido entre Randall y Kevin. Y todo parece indicar que los tres hermanos no tardarán en reunirse de nuevo en esta segunda temporada.

Este ha sido un resumen de la primera parte de la 2º temporada de This is Us. Sabemos que dejamos cosas fuera, como las tramas que conciernen a Rebecca y Jack. Sin embargo, toda esa parte no deja de ser un eco en la serie, que probablemente llegue a agotarse en poco tiempo (siempre pueden recrearse puntos importantes como la lesión de Kevin pero no existen tantos hechos que motiven tanta importancia en la serie, aunque alguno queda).

Simplemente, esperamos que al menos la nueva tanda de episodios de This is Us mantenga el nivel de los últimos capítulos de la temporada, y por qué no: que nos traiga un poco más de felicidad a sus protagonistas. Porque como bien dijo el doctor Katowsky:

“No hay limón tan agrio que no permita hacer una buena limonada”

Advertisements