Eternals, la tercera de las cuatro películas que Marvel tiene previstas para este año 2021, ha debutado en taquilla con cifras que invitan a un moderado optimismo. Sin embargo debemos volver a preguntarnos donde empiezan las dificultades de la pandemia global o los estrenos simultáneos en streaming y donde empieza un ligero traspiés tras años de éxitos alucinantes en la mayor franquicia cruzada de la historia.

Eternals ha debutado este pasado fin de semana en la taquilla mundial con cifras que invitan nuevamente a un análisis problemático debido a la situación excepcional que estamos viviendo este año aunque estemos por fin en una fase de recuperación. Eternals ha debutado en Norteamérica con 71 millones y a nivel internacional con otros 91 millones para un total de salida de 162 millones. ¿Dónde nos deja eso?

A nivel doméstico, es decir, en Estados Unidos y Canadá, esos 71 millones suponen la cuarta mejor apertura de la época de pandemia. Esa lista la lidera la secuela de Venom con 90.1 millones, Viuda negra con 80.4 millones y Shang-Chi con 75.4 millones. Esto es Marvel sitúa cuatro películas como las cuatro con mejor apertura doméstica desde primavera de 2020. Si añadimos Spider-Man 3, que probablemente tenga la mejor apertura de todas, el dominio parece asegurado para la casa de las ideas. Como siempre en el mercado doméstico deberíamos ver el posible multiplicador de Eternals. Con una salida de 71 millones y un multiplicado similar al de Shang-Chi debería de poder irse por encima de los 200 millones pero las cifras desglosadas del fin de semana sugieren un posible comportamiento  más frontal que la anterior película de Marvel.

A nivel mundial ha debutado con 91 millones de los cuales Corea del Sur asume 14.4 millones, Reino Unido 7.1 millones, Francia 6.7 millones y México 5.7 millones. España alcanza una cifra notable de unos 3 millones. Con estas cifras creemos que el montante final e internacional de Eternals se irá por encima de los 200 millones. Con un final sobre los 220-245 millones, y uno doméstico de unos 170-180 millones, Eternals debería de poder llegar a los 400 millones o incluso algo más. En ese supuesto aterrizaría en cifras mayores que Viuda negra (que sufrió el impacto de pleno de la variante Delta del virus) y tal vez por debajo de Shang-Chi.

taquilla (01)

Por su parte la secuela de Venom está a punto de rebasar los 200 millones en Norteamérica y conseguir un hito (que antes de la pandemia llegó a ser casi rutinario) que sólo Shang-Chi ha logrado desde que se inició esta pesadilla. Por su parte Sin tiempo para morir prosigue su excelente recorrido internacional con 33 millones más, procedentes de 73 mercados, para un total de 667.1 millones. Los 700 están a la vuelta de la esquina y no sólo los 750 finales parecen muy reales sino que podría llegar incluso a los 760-780 millones.

Dune, que respira tranquila desde que se anunció la secuela, asciende a 83.9 millones en el doméstico, sigue apuntando a llegar ahí a los 100 millones, mientras que a nivel mundial sigue aspirando a llegar a los 400 millones. Podría ser un final muy ajustado pero quien sabe si algún que otro premio (sobre todo en los Oscar) puede dar un último empujón a la taquilla final.

Artículo anteriorCrítica de ‘Arcane: League of Legends’ (Netflix, 2021) – Arco I: Runeterra cobra vida
Artículo siguienteCrítica de The Shrink Next Door (2021): SIN SPOILERS