En artículos anteriores comentamos el concepto de taquilla frontal, o dicho de otro modo, cuando un blockbuster genera un debut que no se corresponde con sus números finales. Es lo que está ocurriendo con la secuela de Doctor Strange: los 1000 millones están ahora en peligro.

Con un debut de 449.4 millones en su primera semana, en la práctica totalidad de mercados posibles, un blockbuster medio de Marvel sugiere un multiplicador neto por encima del 2. Es decir, uno de 2.5 daría una taquilla final de más de 1100 millones. Uno de 2.3, unos 1030 millones. Sin embargo, en estos momentos, la secuela Doctor Strange da indicios de quedarse en la centena de los 900 millones. Veamos los motivos.

Ya en nuestro artículo de la semana pasada avisamos que se notaba en dicho debut cierto carácter frontal. La división entre el montante de los días iniciales (jueves y viernes, territorio fan) y el fin de semana (sábado y domingo, territorio ya de mezcla de fan y público general) ya nos dio pistas. Aún así era necesario, como siempre, esperar a la segunda semana para ver de que descensos estamos hablando. Y parece que, a tenor de las cifras de taquilla, está siendo bastante acusado.

Normalmente son muchos los motivos: recepción mixta, decepción fan etc Podemos recordar el mayor desplome del género, el de Batman V Superman, para entender los motivos con un caso muy recordado. Pero en este caso puede deberse a un exceso de interés inicial, por parte de fans, por ver la cantidad de material del multiverso de esta nueva entrega de Doctor Strange. Tras los primeros días en cines parece que la película está retrocediendo más a lo que debería, por el personaje que es, que a un evento masivo como fue No Way Home.

taquilla (01)

Con un segundo fin de semana en Norteamérica de 61 millones la caída fue del 68%. Bastante acusada. Si comparamos es idéntico al de Viuda negra, mejor que la nueva del Escuadrón suicida (72%) pero peor que The Batman (notable 50%), Shan-Chi (54%) y Eternals (54%). Destacamos que es la misma cifra que la de No Way Home, un 68%, pero aquella venía de un debut monumental y su segunda semana coincidió con Navidad. Prueba de ese descenso es que los 400 millones finales parecen fuera del alcance. Ahora apunta a caer en los 380-390 finales en taquilla norteamericana.

A nivel internacional (mundial menos Norteamérica) los descensos en taquilla están siendo incluso más acusados. Aunque ha alcanzado los 400 millones (406.4) y con ello los 700 mundiales (703.7), y alcanzará sin duda los 800, parece que ahora mismo podría perder la oportunidad de cruzar la simbólica cifra de 1000 millones. Corea del Sur lidera con 42.5 millones seguido de Reino Unido con 38.7, México con 32.3, Brasil con 25.9 y Australia con 20 millones.

Con estos descensos combinados de taquilla entre el doméstico e internacional parece que la secuela de Doctor Strange podría terminar su carrera comercial entre los 900 y 980 millones finales. Como dato curioso, incluso divertido, con tal cifra tendría el honor de ser la primera película del género de superhéroes que termina su recorrido comercial en esa particular centena.

 

Artículo anteriorRapa (2022) [Movistar+]: ¿Qué nos queda?
Artículo siguienteCrítica ‘El Sastre de la Mafia’ (2022): Homenajeando al abuelo