Crítica de SpiderMan: Homecoming (2017) : Adolescencia arácnida

spider-man

AÑO: 2017 | TÍTULO ORIGINAL: SpiderMan: Homecoming DIRECCIÓN: Jon Watts | PRODUCCIÓN: Columbia Pictures, Marvel Studios, Pascal Pictures GUION: John Francis Daley, Jonathan Goldstein, Cristopher Ford, Chris Mckenna, Jon Watts, Erik Sommers  FOTOGRAFÍA: Salvatore Totino | MÚSICA: Michael Giacchino | REPARTO: Tom Holland, Robert Downey Jr., Michael Keaton, Marisa Tomei, Jacob Batalon, Zendaya, Jon Favreau, Tony Revolori, Laura Harrier, Angourie Rice, Kenneth Choi, Michael Barbieri, Logan Marshall-Green, Donald Glover, Tyne Daly, Martin Starr, Hannibal Buress, Abraham Attah, Michael Mando, Bokeem Woodbine, Jona Xiao, Chris Evans, Gwyneth Paltrow, Tiffany Espensen, Garcelle Beauvais, Stan Lee | GÉNERO: Fantástico. Acción. Comedia. Superhéroes | DURACIÓN: 133 minutos.

Dos meses después de los acontecimientos en Capitán América: Civil War, Peter Parker, el quinceañero al que le picó una araña radioactiva y consiguió poderes sobrenaturales, se ve en una burbuja superheroica al haber luchado contra sus admirados vengadores, así que Tony Stark, consciente del potencial del chico, le cede un traje tecnológico con el que poder desenvolverse en el día a día por el barrio de Queens y acabar con los malhechores; también deja a su jefe de seguridad, Happy, para que cuide de él y no consienta que se meta en líos que le pueden (dada su juventud) venir grandes. Peter, alias SpiderMan, junto a su mejor amigo Ned Leeds, tratará de equilibrar su vida como un estudiante de secundaria y su lucha contra el crimen, mientras se enfrenta a una nueva amenaza, el Buitre.

En el reparto encontramos a Tom Holland como Peter Parker / SpiderMan. Ya pudimos comprobar sus dotes como la nueva cara del superhéroe arácnido, pero en esta cinta se corrobora que es una buena elección y sigue en la senda del buen sabor de boca que dejó en Civil War. Robert Downey Jr. sigue su idilio con el personaje que le viene como anillo al dedo, Tony Stark / Iron Man, dando un punto necesario de madurez a la cinta pero siendo escaso. Uno de los puntos fuertes en el reparto lo tenemos en la figura de Michael Keaton como Adrian Toomes / El Buitre, el actor llena la pantalla cada vez que aparece, pero los guionistas le restan temeridad y fiereza por los chascarrilos que le hacen mencionar y que van acorde con el tono general de la película. El resto de actores lo componen Donald Glover como Aaron Davis/Merodeador en los comics, Zendaya como Michelle Jones, una de las compañeras de la escuela de Peter; Tyne Daly como Anne Marie Hoag:Jefa del Departamento de Control de Daños de los Estados Unidos (D.C.D.D.); Tony Revolori como Flash Thompson, amigo en los comics pero aquí rival de Parker en el instituto; Jon Favreau como Happy Hogan, el ex-jefe de seguridad de Industrias Stark; Marisa Tomei como May Parker, la tía May; Jacob Batalon como Ned Leeds el mejor amigo de Peter Parker y Laura Harrier como Liz Allan una de las compañeras e interés amoroso de Parker.

Crítica de The Defenders (2017): Sin Spoilers

SpiderMan: Homecoming abandona la fórmula ya trillada que nos venía dando Marvel continuamente, y es de agradecer el esfuerzo, pero en cambio nos proponen la fórmula Disney. Como padre de una niña de 10 años que se pasa el día viendo Disney Channel conozco al dedillo el argumento de la gran mayoría de películas originales de la franquicia que en ese canal se exponen, películas como Los Descendientes (No confundir con el estupendo film protagonizado por George Clooney) o High School Musical son ejemplos de un guión simple y llano como el que aquí nos concierne, películas para adolescentes con hormonas alteradas donde el humor es blanco y no hay picante para condimentar el producto. Amor de instituto y chascarrillos provenientes de la verborrea juvenil. Eso es SpiderMan: Homecoming, una continuación de gags con un humor infantil donde te saca una sonrisa por la inocencia que desprende, pero que baja el listón respecto a lo que está por venir en el Universo Cinematográfico de Marvel, donde hay momentos que uno estaba esperando que se pusiesen a cantar, literalmente.

Pero claro, un presupuesto de 175.000.000 $ no solo debe aportar a un grupo de jovenzuelos tirándose los trastos y rebosando hormonas por las orejas. No. Tanto dinero da para conseguir un extraordinario trabajo en el apartado técnico, pues el CGI apenas da muestras de flaqueza, es decir, es soberbio y en ningún momento aprecias que Spider-Man no es real y si una imagen generada por unos y ceros. Las escenas de acción están bien rodadas y son una portentosa obra titánica técnicamente excelente. El diseño del traje del Buitre es fabuloso y temible, los momentos que hace presencia notas la tensión por la majestuosidad de esas alas cibernéticas. Todo el apartado visual es estéticamente un acierto. Sin duda todo esto es el punto fuerte de la película y la pata de apoyo que ayuda a que el producto no se desplome.

Spider-Man: Homecoming es una continuación de gags con un humor infantil donde te saca una sonrisa por la inocencia que desprende, pero que baja el listón respecto a lo que está por venir en el Universo Cinematográfico de Marvel.

Habrá quien pueda verse abrumado en algunas escenas con tanto movimiento, con tantos planos cambiantes a una velocidad pasmosa, con tanta masificación de golpes, explosiones y al fin y al cabo acción a raudales, pero de eso se trata este género y es lo que en definitiva vamos a querer ver cuando nos acercamos a un producto de semejantes características y no las ñoñeces de historias típicas y tópicas de amor de instituto.

Porque SpiderMan: Homecoming paga en todo lo demás aunque envuelva el conjunto con muchos guiños a las anteriores películas del trepamuros y los cómics. Podremos ver por ejemplo cuando Spider-Man salva a Liz de caer por el ascensor y al tenerla de frente, Karen (la inteligencia artificial del traje de Spider-Man) le dice: “es tu oportunidad Peter… bésala”, haciendo una referencia al beso que se vio entre Spider-Man (Tobey Maguire) y Mary Jane Watson (Kirsten Dunst) en la primera trilogía. Para los amantes de la viñeta tenemos guiños como los siguientes villanos que están por venir, uno de ellos El Escorpión, quien hace un pequeño cameo. También comprobamos que esta nueva historia del hombre araña es prácticamente igual que la del nuevo Spider-Man de los cómics Miles Morales, incorporando al amigo nerd que ayudará a un joven e inexperto héroe. Referencias continuas a Star Wars (Otra de las potentes franquicias de Disney), y además tendremos villanos secundario como Shocker o El Chapucero, este último como responsable de todo el armamento tecnológico de la banda del Buitre, y una llegada curiosa al universo, Control de daños, un grupo de agentes que se hacen cargo de los costes y de reparar los daños ocasionados por las batallas de los superhéroes.

¿Y porqué teniendo un gran repertorio de guiños y un nivel técnico exquisito en CGI y buenas escenas de acción parece que la película no me ha acabado de gustar del todo? ¿Solo porque es mas infantil? No, también es tramposa en muchos aspectos, con una infinidad de Deux Ex Machina pocas veces vista. Para cualquier situación difícil los guionistas se sacan un artilugio tecnológico de la manga, en un traje de 2mm de grosor cabe un sin fin de armamento, una inteligencia artificial dentro del traje que parece tener mas consciencia que muchos de los personajes, en cualquier situación difícil aparecerá de la nada Iron Man ya sea en su versión sin Tony Stark dentro o con él para salvar al bueno de Peter. En todo momento sabes que nuestro protagonista se salvará pero una elaboración mejor de los desenlaces la habría mejorado. También tenemos a un actor como villano con un potencial enorme y como ya dije anteriormente le hacen un flaco favor con los comentarios que tiene, incluso cuando tenemos un giro final que aunque utilizado en un sin fin de películas es interesante y parece que vaya a ser el principio de la parte mas adulta de la película, vuelve en la siguiente escena a soltar un disparate y deja al personaje como una parodia de la gran amenaza que si es cuando extiende las alas.

Quizás muchos no entiendan mi postura, pero aunque haya momentos que me gusten del argumento como el afecto paterno de Tony Stark hacia Peter, que rellena el hueco de ese padre que Parker no tiene y sea este quien le aconseje, que veamos como el adolescente va teniendo pequeños atisbos de madurez y la historia sea menor en proporción a las grandes batallas de los vengadores copiando el modelo de los comics, no deja de ser en conjunto esa película de sobremesa que ponen en los canales para niños en la TDT, películas de adolescentes y que con mucho ojo han hecho mas que a propósito director y guionistas para enfatizar con un público mas joven, a mí personalmente no me llega y la segunda parte como fan desde niño de los comics la veré, pero no con la ilusión que venía a ver esta, sabiendo que el producto no me lo venden a mi, sino que ya va mas encaminado a niños, pero con la esperanza de ver a el chico arácnido en una historia más madura como será Vengadores: Infinity War.

Por cierto, estad atentos a las dos escenas post-créditos finales, una aclaratoria de quien será uno de los próximos villanos del trepamuros y otra que a los que no le haya gustado mucho la película acabará de dar el golpe de gracia para odiarla más si cabe.

Lo mejor: Grandes escenas de acción y CGI.

Lo peor: Historia infantil, humor esta vez si infantiloide, trampas en el guión continuas.

Reseña Panorama
SpiderMan: Homecoming (2017)
5.5
Cinéfilo a tiempo completo,soy el GALACTUS del cine devorando mundos de película,tengo dos Critters en casa y una princesa prometida,me alisté a los marines coloniales y pedí junto a Brian una limosna para un ex-leproso.