Después de unas durísimas negocaciaciones para que el elenco estuviese al compelto, Shameless regresará.

Después de un tenso enfrentamiento sobre el salario, Emmy Rossum ha cerrado un nuevo acuerdo con Warner Bros. TV. Con ella a bordo, la “dramedia”, que ya había asegurado el co-director William H. Macy con un nuevo contrato, está completa para una 8ª temporada, a la espera de la renovación por parte de ShowTime. Queda más Shameless.

Rossum tuiteó la noticia esta mañana, lo que indica que la producción de la temporada 8 de Shameless podría comenzar en mayo.

Dar vida a  Fiona Gallagher ha sido uno de los grandes privilegios de mi vida. ¡Estoy tan feliz de seguir con mi familia SHAMELESS! ¡Volveré a trabajar en mayo!

El estudio habría ofrecido la misma suma de dinero tanto a Rossum como a Macy, cumpliendo así con la pariedad salarial. Como nominado al Oscar y con una extensa trayectoria Macy había comenzado con una cotización original más alta, y Rossum, que en la actualidad es la estrella principal de la serie, a día de hoy cotizan igual.

shameless
Rossum negociando su contrato, muy calmada.

Los motivos que esgrimía Rossum para pedir myor salario que Macy eran los siguiente: por un lado ella tenía muchas más presencia en la pantalla y la mayor parte de las tramas caían sobre sus hombros. Sin embargo, Macy ha acumulado tres nominaciones a los Emmy y cuenta en su palmarés con un premio SAG, al que por cierto podráía sumarse otro más, ya que está nominado por tercera vez este año.

Estas son las nominaciones del Sindicato de Actores para 2017

Esta disconformidad, había hecho que la continuidad de Shameless peligrase, pero finalmente no habrá nada que temer, en ese sentido. Si ShowTime decide prescindir de la serie, no será por culpa de sus protagonistas.

Siete temporadas después Shameless sigue siendo una fuente de buenas críticas y es la serie de Showtime con un rating más alto entre los adultos de entre 18 y 49 años de edad, y ocupa el segundo puesto de “lo más visto” en día de su emisión, solo por detrás de Homeland.

Advertisements