Mientras Endgame lucha por lograr el mayor éxito en taquilla de todos los tiempos sus primos mutantes, con la última entrega de la saga centrada en Jean Grey, debuta con unos números que apuntan a una cifra final definitivamente decepcionante.

La saga X-Men es, sin duda, historia del género de superhéroes. También en cuanto a adaptaciones cinematográficas. Su primera entrega, X-Men (Bryan Singer, 2000) fue un hito al abrir, por fin, la puerta a otros superhéroes que no fueran los de DC. Aunque lejos de las cifras que lograría en taquilla la millonaria trilogía del Spider-Man de Sam Raimi, la saga X-Men logró grandes éxitos durante la década anterior. Su pseudo reinicio, con X-Men, Primera Generación (Matthew Vaughn, 2011), revivió la saga en pleno vendaval marvelita. Sin embargo su última entrega (última, literal), Fénix Oscura, cerrará esta trayectoria con un fracaso en taquilla.

Fénix Oscura, de la cual publicamos nuestra crítica, debuta con 140 millones en la taquilla mundial. En Norteamérica lo hace con unos escasos 33 millones, en segunda posición, lo que supone una caída del 50% en comparación a la anterior entrega. Aplicando el mismo multiplicado que X-Men Apocalipsis (Bryan Singer, 2016), Fénix Oscura no superará los 100 millones en el mercado doméstico. Y con los descensos que presenta en el resto del mundo no sólo dudamos de los 350 millones finales sino que los 300 podrían estar en peligro.

Aladdin suma 92.1 millones y ya suma unos excelentes 604.8 a nivel mundial. Ahora mismo apunta a unos 850-900 millones finales (los 1000 aún no se pueden descartar…). Mascotas 2 debuta en tercera posición mundial con 63.1 millones y la primera posición en la taquilla doméstica con 47.1 millones. Esa cifra le ha sobrado para desplazar a Fénix Oscura a la segunda posición.

taquilla 01

Vamos ya con Endgame. Por un lado tenemos que ha añadido 8.6 millones y ya alcanza los 2731 mundiales. Hace ya mucho tiempo que la corona de la taquilla doméstica, en manos de Star Wars, The Force Awakens, es un imposible para Thanos y sus amigos. La gran batalla se da por el trono mundial, histórico, sin ajustar. Esos 2787 millones de Avatar.  A partir de ahora entramos en una fase de goteo. Un goteo que puede durar meses y que puede terminar, si nuestros cálculos son correctos, con unos 2750-2765 millones finales. Así es: Endgame seguiría quedándose a unos pocos millones de Avatar.

Un goteo que podría tener su dosis de altibajos con los próximos grandes estrenos y en especial el de la nueva entrega del Spider-Man de Tom Holland. Sin embargo la pelota sigue en el tejado de Disney: si quieren pueden utilizar sus armas para lograr el record. En caso contrario tampoco habrá drama. Avatar es ahora de Disney. Todo queda en casa.

Advertisements