Repaso a la taquilla: Disney mueve ficha

Tras tres semanas reportando el estado de bloqueo de la taquilla mundial debido a la pandemia del Coronavirus, y con el periodo de primavera y verano seriamente en peligro, los grandes estudios empiezan a reorganizar su calendario. Disney se ha mostrado como la más activa favorecida por su descomunal imperio y la facilidad de jugar con sus propias fechas para retener buenas posiciones para sus películas estrella.

El estado actual de la taquilla mundial y la incertidumbre que la situación de la pandemia del Coronoavirus genera sobre como saldremos de esta empieza a tener efectos inmediatos en el calendario de los grandes estrenos programados para la mejor época del año: los meses de mayo, junio y julio. Dos semanas atrás comentábamos que Viuda Negra debería ser la primera gran damnificada (aunque la película número 25 de James Bond se adelantó a todo el mundo retrasando su estreno hasta otoño) y así ha sido: en un movimiento total que incluye todo su calendario hasta 2022, desde Marvel hasta Lucasfilm, Disney retrasa Viuda Negra hasta el 6 de noviembre. De ese modo pasamos del clásico mercado de primavera, habitual del Universo Marvel, al mercado previo a Navidades.

Uno de los inmediatos efectos de estos cambios es que podemos anticipar, sin dudas, un cambio de paradigma en la forma de consumir cine en las grandes salas. Si salimos de esta de forma limpia, esto es, regresando a la normalidad, el calendario habitual marcado por verano y Navidades podría verse alterado ante la necesidad de recuperar la normalidad y volver al cine. Esta situación puede suponer cierta incertidumbre en la predicción de taquilla debido, obviamente, a la carencia de precedentes en tales circunstancias.

taquilla 01

Disney, beneficiada por la enorme cantidad de posiciones asignadas para sus films, ha podido mover todos ellos simplemente corriendo los mismos por los fines de semana que ya estaban bajo su poder. Con ello Eternals se mueve al 12 de febrero de 2021, y la secuela de Doctor Strange al 5 de noviembre de ese mismo año. La cuarta entrega de Thor, con Natalie Portman, se va al 18 de febrero de 2022, la propia de Black Panther al 8 de mayo de ese mismo año mientras que la continuación de Captain Marvel fija su fecha de estreno en el 8 de julio de 2022. Disney tiene cinco películas más reservadas: una para 2022 y cuatro para 2023.

Paramount también ha movido ficha: la secuela de Un lugar tranquilo se mueve al 4 de septiembre mientras que el regreso de Top Gun se convierte en un film navideño y pasa al 23 de diciembre.

En mitad de todo ello quedan los cientos de films de menor presupuesto y poder que se verán perjudicadas estrenando en el mismo fin de semana, o antes, o después, de esos grandes estrenos que ahora se interrumpen en su camino. Además el tiempo pronto podría empezar a correr en contra de la industria: con la mayoría de las películas en rodaje metidas en una forzada parada por razones sanitarias no sólo veremos una redistribución en las fechas de estreno sino lo propio para recuperar el tiempo perdido y no perder más fechas de estreno. Tradicionalmente el cine se ha recuperado de enormes desgracias sociales y esta, sin duda, no será la excepción.