Elsa Pataky es uno de los fenómenos más fascinantes que ha dado el cine español en toda su historia. Debutó con un papel de reparto en una telenovela estudiantil y ha terminado en la alfombra roja de los Oscars.

Y todo… sin haber protagonizado ningún papel que recuerdes. Menos talentosa que la mayoría de actrices de Al salir de clase, ha tenido una carrera que ha superado a la de todas. Y, ojito, que a lo tonto en su filmografía tiene dos Garci, un Darío Argento, un Paco Plaza, un Agustín Díaz Yañez y un Bigas Luna. En serio… Algo tiene que tener porque a un director le engañas, pero a todos ellos desde luego que no.

Elsa Pataky

Incluso ha sido galardonada por su trabajo con un premio en el festival de Capri, pero seguro que los premios de las revistas Glamour y Yo Dona le hicieron mucha más ilusión. Y llegados a este punto, vamos a hablar claro: Elsa Pataky no es actriz y nunca se ha planteado serlo. Para la madrileña, su profesión es la alfombra roja. Se ha valido del cine como medio, no como fin. Para el resto de actrices, el photocall es una plataforma para promocionar su trabajo interpretativo, pero para Elsa es justo lo contrario.

Ese es el verdadero talento de Elsa (Porque no… actuar no lo es…) Elsa Pataky, sabía que era guapa y lista pero no buena actriz. Seguro que también sabía que era más choni que Los Morancos haciendo de Antonia y Omaíta, pero eso era bastante más facil de solucionar (reconoce que todos hemos pasado por esa fase, y a mucha honra).

Fue puliendo su imagen bolo tras bolo como una actriz puliría su registro interpretativo. Después de duro trabajo, aprendizaje y sabios consejos, consiguió en la alfombra roja lo que habría conseguido una actriz en el cine con el mismo empeño y trabajo: Ser la mejor.

Elsa Pataky

Actuando era (y es) un dolor de muelas, pero en la alfombra roja se mueve como pez en el agua. Ese es su verdadero talento y seguramente nadie es tan buena como ella. ¡Si hasta ha inventado una pose que lleva su nombre! Y apuesto a quien más y quien menos ha tratado de “hacer un Pataky” en las fotos de alguna boda (O de un botellón).

Seguramente Paz Vega sea la otra profesional de la alfombra roja que ha utilizado el cine como medio de promoción, pero desde luego que no le ha salido tan bien (No me imagino a Elsa Pataki concursando en Master Chef Celebrity, la verdad). Siempre he tenido la sensación de que Elsa ha estudiado los aciertos y errores de la sevillana en este campo. Desde luego que la alumna superó a la maestra.

Otra virtud que debemos reconocerle a Elsa es haber utilizado a la prensa del corazón de una manera bastante menos torticera que Penélope Cruz. Vale que lo de Adrien Brody le salió rana y se notó demasiado que ella buscaba a una estrella de Hollywood que la lanzaré. Eso… lo sabíamos todos, como también sabíamos que eligió a la persona que menos probabilidades tenía de serlo. Por primera vez se equivocó, pero él le regaló un castillo como prueba de amor (y por el que debe de pagar un IBI de mucho cuidado).

Elsa Pataky

Lo de Chris Hemsworth es harina de otro costal. Se conocieron en una fiesta y nadie sabía muy bien si iba a ser algo más que Thor. En efecto, al final no lo fue pero a Elsa Pataky le salió la jugada de su vida. O bien apostó por el caballo ganador o verdaderamente Cupido supo hacer su trabajo. Os recuerdo que llevan ocho años de matrimonio y tres hijos. Ahora está retirada del cine y se puede dedicar al cien por cien a su verdadera vocación: La alfombra roja.

Así pues, no subestimemos nunca a Elsa Pataky. No la juzguemos como actriz porque nunca lo ha sido y nunca lo será. Jamás lo ha intentado porque esa no era su meta. Juzguemos a Elsa en su verdadera profesión,la de modelo de “haute coture”, y en es ese campo es la mejor.

Advertisements