tarantino

Quentin Tarantino y Sony se unen para la producción de su nueva película ambientada en 1969.

Quentin Tarantino empieza a ver la luz al final del túnel para poder comenzar a rodar su nueva película ambientada en el año 1969. Después de romper su relación de muchos años con Miramax, debido a los problemas de Harvey Weinstein con las acusaciones de acoso sexual en Hollywood, Tarantino ha encontrado a Sony como nueva productora (según Deadline).

Después de varias semanas de lucha por los derechos de la cinta, donde Warner y Paramount pujaron fuerte, ha sido Sony la que ha conseguido llevarse a uno de los directores más esperados por el público.

Esta semana Tarantino anunciaba que la película no se centraría únicamente en la figura de Charles Manson, sino que contará varios sucesos oscuros ocurridos en el último año de la década de los 60 en Los Ángeles.

Muchos nombres están apareciendo estos días ligados a un rodaje que podría empezar en verano de 2018. Margot Robbie como la esposa de Roman Polansky asesinada por la familia Manson parece confirmada; Tom Cruise, Brad Pitt o Leonardo DiCaprio conformarían un reparto de lujo si llegan a ser contratados.

¿Tenemos más tandem DiCaprio -Tarantino?

Artículo anteriorCrítica de El Autor (2017): Camino hacia los Goya
Artículo siguienteCritica de El fiel (2017): Contigo pan y cebolla (y todas las desgracias del mundo)
Alicantino perdido en el universo de los replicantes intenta encontrar el camino de vuelta a casa junto a su fiel amigo el T-800. En ocasiones hacemos parada para degustar la mejor carne de cordero en completo silencio. No hace tanto calor en Mordor. Ridley Scott no está tan lejos del espacio, marciano de pura cepa.