Crítica de ‘Madame Web’ (2024): Veo el futuro… y es oscuro e incierto

Madame Web se estrena en cines hoy 14 de febrero. ¿Conseguirá Sony remontar su Spiderverso después de lo que ya nos ha dado?

Madame Web es la nueva incorporación al universo cinematográfico de Spider-Man de Sony. Para quién ande algo perdido, es el intento de Sony, el cual tiene los derechos del hombre araña, de exprimir al personaje todo lo posible intentando convertir ese jugo en billetes. En los 90, Marvel estuvo a punto de entrar en bancarrota. Su solución: vender derechos cinematográficos de sus personajes más importantes. Mientras que los mutantes y los 4 fantásticos se marchaban para FOX -los cuales han vuelto con la compra de Disney de la productora-, los derechos de Spider-Man fueron comprados por Sony. Si avanzamos más en el tiempo, cuando el UCM -Universo Cinematográfico de Marvel- pegó el petardazo, en parte gracias a las películas de ‘X-Men‘ de la FOX y las de ‘Spider-Man‘ de Sam Raimi de Sony que ayudaron a asentar las bases del género tal y como lo conocemos hoy en día, Marvel y Sony llegaron a un acuerdo de cesión de derechos en el que el hombre araña podría salir en el UCM, haciendo su primera aparición en ‘Capitán América: Civil War‘.

Desde ahí, el éxito del universo cinematográfico se contagió, dejándonos una trilogía del personaje que ha batido récords de taquilla históricos -la última entrega entró en el top 10 de toda la historia del cine-. Esto ocasionó que Sony quisiera estirar el chicle todo lo posible, teniendo la brillante idea de crear su propio universo cinematográfico de Spider-Man SIN Spider-Man. No parece muy buena idea, ¿no? Sin embargo, comenzó con ‘Venom‘ en 2018, el villano más emblemático del trepamuros, que supuso un bajón colectivo, para continuar con ‘Venom: Habrá Matanza‘, ‘Morbius‘ y, ahora, con Madame Web, la película que nos atañe. Este universo no es más que un conjunto de pruebas y errores de la productora que no hace más que manchar el género y las películas de superhéroes como tal, trayendo proyectos vagos, sin alma y sin ningún tipo de sentido.

Madame Web sigue a Cassandra Webb, interpretada por Dakota Johnson, una paramédico que después de un accidente desarrolla habilidades que le permiten ver el futuro. Con esas habilidades, intentará salvar a 3 adolescentes de un destino fatal, sin darse cuenta de que deberá de enfrentarse a su pasado.


Crítica de ‘Spider-Man: Cruzando el multiverso’, la secuela vuelve a ser nominada a los Oscar


¿Qué está pasando en Hollywood?

Dakota Johnson como Cassandra Webb
Sony Pictures Spain

La llegada de Madame Web deja abierto el debate del degradamiento del género blockbuster, el palomitero por excelencia. Al igual que con el género de terror, como he comentado en algunas críticas, muchas productoras están tomando la mala costumbre de hacer cine basura. Me explico bien, el cine basura ha existido siempre, películas pobres en casi todo que directamente no merecen la pena ser vistas. Con el surgimiento de las plataformas como principal medio de entretenimiento, teniendo la mayor culpa Netflix que fue la que originó el concepto, el espectador medio se ha acostumbrado a consumir contenido basura más que nunca. En un mundo donde el contenido rápido está a la orden del día en las redes sociales como TikTok, ya se ve como algo normal que una plataforma estrene todos los capítulos de una serie de golpe, originando que esa serie se vea ese mismo día para ser olvidada al día siguiente. Con las películas pasa algo similar, las plataformas se dieron cuenta de que haciendo películas basura -bajo presupuesto- obtenían prácticamente las mismas visualizaciones que invirtiendo más dinero. De esa forma, podrían generar más películas, independientemente de su calidad, para así generar más y más contenido -basura-.

Bien, esto era diferente en el cine, pero hace pocos años se ha comenzado a seguir la estela que dejan las plataformas, aunque de una manera diferente. El cine debe de convencer a los espectadores de asistir y ver la película pagando una entrada individual, con lo cual la estrategia del bajo presupuesto seguramente no funcionaría frente a películas que han decidido no sumarse a la ola. Solución: contratar a una estrella que venda entradas y crear un tráiler vistoso, muchas veces engañoso -como comenté en ‘Ferrari‘-, para así atraer a la mayor gente posible. Una práctica que se está volviendo muy común y que no hace más que desacreditar una industria que nos has traído grandes momentos. Madame Web sigue la estela de ‘Argylle‘, un guion pobre con personajes subdesarrollados que se toma en serio a sí mismo.


Crítica de ‘Spider-Man: un nuevo universo’, cuando Sony lo hace bien


Sony, dedícate a la animación

Reparto principal de Madame Web
Sony Pictures España

Madame Web presentaba una idea original que pocas veces se había explorado en el género de superhéroes, y seguramente podría haber sido algo más si Sony no siguiera la estrategia que he comentado en el párrafo anterior. Lamentablemente, la ejecución es tan vaga y sin alma, que casi parece un insulto al género en sí. La cinta mantiene todos los errores de sus predecesoras -‘Venom’ y compañía-, y suma incluso nuevos a la lista de cosas que no se deben hacer. Independientemente de que Sony intentara generar una especie de trama nueva en torno a los villanos, una que siempre quedaba coja, ya que estos personajes fueron inventados para interactuar con Spider-Man, estos mantenían su carisma en mayor o menor medida por su propio origen -al final un villano debe de estar a la altura del héroe-. Con Madame Web esto cambia, ya que el personaje no es un villano del trepamuros, es un personaje secundario dentro de sus historias. Imaginad si ya era mala idea crear una película en torno a un villano carismático sin el héroe principal, ¿cómo de mala idea es crear una película en torno a un personaje secundario sin carisma ninguna? La estrategia de Madame Web consiste en intentar venderte que insertar varias referencias del hombre araña en sus diálogos es suficiente como para hacerte creer que no has tirado el dinero comprando esa entrada. La cinta es un batiburrillo de escenas melodramáticas con tinte telenovelesco, salpicado de escenas de acción ridículas o realizadas con un CGI -imágenes generadas por ordenador- que envejece según lo ves, que ni siquiera trata de forjar una identidad propia. Pero lo peor de todo es que se toma en serio a sí misma, aunque en muchas ocasiones el guion sea absolutamente ridículo, rozando la vergüenza ajena. Una experiencia que carece de pulso y alma en cada uno de sus 116 minutos.

Prácticamente, nada es salvable en esta película. La narración descuidada está respaldada por una dirección y fotografía a la par. La película parece incapaz de decidirse sobre una línea de transmisión visual única, cambiando rápidamente entre estilos al azar, sofocando cualquier posibilidad de que el espectador no se pierda entre tanta parafernalia. Tampoco ayuda que los personajes que pueblan la pantalla estén construidos sin vida. Las 3 adolescentes, interpretadas por Sydney Sweeney, Isabela Merced y Celeste O’Connor; no son más que 3 clichés andantes con historias prefabricadas. El villano de la película, Ezekiel Sims, interpretado por Tahar Rahim; es el típico malo que es malo porque, sí, es malo. El personaje de Johnson trae una actuación tan hueca como la trama de la película en la que se encuentra. Sin embargo, no es culpa de las actrices, ya que se nota que hacen lo que pueden con lo que tienen, sino de lo terriblemente escrito que está el guion. Parece mentira que la misma gente que está detrás de las maravillas que son ‘Spider-Man: Un nuevo universo’ y ‘Spider-Man: Cruzando el multiverso’ sea la responsable de traer estos desastres. Por favor, Sony, dedícate a la animación.


Crítica de ‘Spider-Man: No Way home’, el final de la trilogía


Por desgracia, aún queda más

Tahar Rahim como Ezekiel Sims
Sony Pictures España

Madame Web no es la única en los planes recientes de Sony, desgraciadamente. Tanto la película de ‘Kraven, el cazador, otro de los villanos más icónicos de Spider-Man, junto con la tercera entrega de ‘Venom’ aterrizarán en los cines este mismo año, seguramente con un resultado similar, contribuyendo a la fatiga generalizada que se está generando con el género por culpa de este tipo de producciones y del bajón del UCM actual. Solo podemos esperar que el batacazo de esta cinta sirva como una advertencia para las personas trajeadas adecuadas, para que se den cuenta y cambien la estrategia de una vez por todas. Porque el cine no debería tratarse como un negocio, sino como una forma de transmitir grandes historias.

Sinopsis

Cassandra Webb es una paramédica en Manhattan que podría tener habilidades clarividentes. Obligada a enfrentarse a sucesos que se han revelado de su pasado, crea una relación con tres jóvenes destinadas a tener un futuro poderoso... si consiguen sobrevivir a un presente mortal.
Javier Sánchez
Javier Sánchez
Estudiante de Ingeniería Infórmatica, amante del cine y las series.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Entradas relacionadas

Cassandra Webb es una paramédica en Manhattan que podría tener habilidades clarividentes. Obligada a enfrentarse a sucesos que se han revelado de su pasado, crea una relación con tres jóvenes destinadas a tener un futuro poderoso... si consiguen sobrevivir a un presente mortal.Crítica de 'Madame Web' (2024): Veo el futuro... y es oscuro e incierto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies