David Ayer, director de Escuadrón Suicida, ha reconocido los errores de la película mediante un extenso mensaje.

A pesar de que se mantuvo orgulloso con su trabajo en Escuadrón SuicidaDavid Ayer -director de la película- ha reconocido los errores de la cinta publicando un extenso mensaje vía Twitter en el que muestra sus sinceras impresiones sobre todo lo ocurrido. En él, habla sobre el gran odio que hay en Internet y sobre lo diferente que hubieran sido las cosas ahora mismo.

“Muchas gracias. Sé que es una película controvertida e intenté hacer algo diferente, con una voz y estilo propio.

Me inspiré en la locura de los cómics originales. Hacer una película es un viaje, no una línea recta y yo aprendí mucho. La gente quiere lo que quiere y cada uno tiene una visión personal sobre como debe hablar, cambiar y verse un personaje, así que si intentas agradar a todo el mundo, es fácil quedarse a medias. Así que yo me lancé. Sé que la película tiene fallos, todo el mundo lo sabe y nada duele más que coger un diario y ver como destrozan dos años de sangre, sudor y lágrimas. La cultura del odio está muy presente.

La película ha sido un éxito comercial, y la gente conoció a unos cuantos personajes de DC muy chulos. Ese éxito es debido a la maravilla y el poder de DC y sus personajes. ¿Haría las cosas diferentes? Claro.

Ojalá tuviera una máquina del tiempo. Haría al Joker el villano principal e idearía una historia más urbana. He de coger lo bueno y lo malo y aprender de ello. Me encanta hacer películas y me encanta DC. Abandoné el instituto y solía pintar casas para ganarme la vida así que tengo mucha suerte de tener el trabajo que tengo. La próxima vez he de dar a los personajes y sus historias las tramas que se merecen. Lo prometo (Y no, no hay una versión secreta de la película llena de escenas del Joker)”.

Esperemos que, después de esta carta, Ayer sepa redimirse de sus errores y deleitarnos con una nueva entrega digna del Universo DC. No olvides dejar un comentario o tendrás que ver la Versión Extendida de Escuadrón Suicida. 

Advertisements