Crítica de Snowpiercer: ROMPENIEVES 1×09 y 1×10 (2020) NETFLIX

Snowpiercer llega a su fin de temporada, con una trama que ha ido evolucionando y complicándose a medida que la serie de Netflix, y el tren, avanzaban. Dos capítulos que han confirmado a Rompenieves como una de las series más seguidas de Netflix. Este artículo contiene SPOILERS.

Snowpiercer, el Rompenieves, no para, si para, se congela. Y la serie igual. El ritmo había ido en aumento según avanzaban los capítulos, y no iba a ser en los dos últimos donde aminorase la marcha. La revolución de los sometidos ha explotado y el tren se ha visto comprometido. Es la hora de tomar decisiones, y en situaciones desesperadas, llegan las decisiones desesperadas.

EL TREN PEDÍA SANGRE (1X09)

La Primera clase del tren no quiere dar su brazo a torcer y le plantean al líder rebelde, Layton, un ultimátum. Pero como han demostrado durante toda la temporada, los “pijos” del tren son unos cobardes sin escrúpulos, por lo que usan a Pike para poner la revolución entre el tren y sus vías: o se rinden, o Melanie será ejecutada. Un gran momento de tensión que mantiene al espectador en tensión.

Snowpiercer final

Por desgracia, la serie no se atreve a ir un poco más allá y Melanie es salvada. Sin duda un éxito para la revolución, pero desde hace varios capítulos, queda evidente que no todo es tan simple. Con la segunda temporada confirmada, es hora de seguir poniendo en el tablero las piezas de una jugada maestra de la producción.

Los Folger han hecho la peor jugada posible. Confiados en su victoria, ansiosos de poder, se ven en una jaula de la que no pueden escapar. Layton toma la decisión más afín con el espíritu del tren: el tren primero. Para salvar el tren, es necesario soltar el vagón donde están los prisioneros. Irónicamente, cuando se suelta ese vagón, les siguen aquellos donde están Los Folger, LG y Grey con su ejército. Un sacrificio que produce un acercamiento entre Melanie y Layton, fugaz , pero importante para el devenir de la serie.

994 VAGONES (1X10)

994 vagones. En eso se ha quedado el tren. La perdida de vidas, así como el quitar a Grey, su ejercito y a los Folger de la ecuación, parece traer paz al tren. Derrotada, Melanie entrega el poder a Layton, que aún tiene que lidiar con Pike. No todo son buenas noticias, Chicago se acerca y una señal aparece en los radares, una señal que hace palidecer a Melanie. Es Big Alice. El otro tren.

snowpiercer-series

Desde el inicio de la serie, la sombra de otro u otros trenes acecha al Rompenieves. Ya no es una amenaza, ahora es una realidad. Big Alice se acerca, es un tren más fuerte y sobre todo, más aterrador. Sin ninguna opción, se aferra al Rompenieves y lo frena bruscamente. La tensión se palpa en los habitantes del vagón final, dispuestos a luchar si es necesario con aquello que cruce la puerta.

Pero la lucha es innecesaria. La figura que aparece ante ellos viene en son de paz, pero indicando que hay cosas que resolver. La figura no es otra que Alexandra, hija de Melanie. Un giro de guión interesante y que pone en liza las nuevas tramas que vendrán en la segunda temporada. Un final a la altura de la serie, y como colofón, os dejamos el trailer de la segunda temporada a continuación.

 

 

 

Reseña Panorama
Snowpiercer serie
8
Cinéfilo y periodista frustrado, Heavy hasta la médula, vegetariano inclusivo, en continua evolución, luchando contra errores y defectos, siempre ávido de aprender. Loco de remate y friky comedido.