El hombre de Toronto es todo lo que te puedes imaginar que sea. Comedia de acción de Netflix, en la que hay poca comedia y poca acción. Si estás familiarizado con el tipo de comedia de Kevin Hart, bienvenido a su película número tropecientos tres.

El hombre de Toronto es la nueva comedia de acción por la que Netflix apuesta para este fin de semana, repleta de grandes nombres. Al igual que siempre, y es que pocas veces suele sorprender la gran roja con este tipo de productos, tenemos una película con grandes carencias. Kevin Hart tiene un humor muy especial, el cual no llega a ser el santo de devoción de muchos, pero con un guion trabajado suele llegar a buen puerto. En esta ocasión no será así, y la cinta contará con varios momentos aburridos donde la comedia brillará por su ausencia. La acción, aunque también escasea, se siente de calidad y es lo que le da el aprobado definitivamente -especialmente por una escena en concreto que comentaré más adelante-.

Teddy, interpretado por Kevin Hart, es un aspirante a gurú del fitness muy torpe, tanto que chirría. Su mujer, interpretada por Jasmine Mathews, está empezando a sentir rechazo por la gran incompetencia de su marido, el cual siempre olvida o arruina su cumpleaños. Teddy decide que es el momento de cambiar para salvar su relación y prepara un romántico fin de semana de cumpleaños en unas cabañas, pero se equivoca de alojamiento. A su llegada, los clientes asumen que él es a quien esperaban, El hombre de Toronto: un asesino torturador y despiadado conocido por todos los criminales como una leyenda. El verdadero hombre de Toronto, interpretado por Woody Harrelson, quiere recuperar su nombre y Teddy solo quiere llegar a cenar a tiempo con su mujer, pero una larga red internacional de delincuentes y el FBI truncarán sus planes.

Ver EL HOMBRE DE TORONTO EN NETFLIX

¿Cuántas veces he visto esta película?

El hombre de Toronto
Netflix

La carrera de Hart parece estar estancada, o al menos esa es la sensación que me da. Hace no mucho, protagonizaba junto a Dwayne JohnsonUn espía y medio‘, otra comedia de acción donde Hart hace, literalmente y salvando las distancias, el mismo papel que en El hombre de Toronto. Este punto es realmente clave para estropear completamente la cinta, donde continuamente tienes la sensación de estar viendo la película anterior de Hart. Además, cuando llegan las escenas de acción, lo mejor sin duda de la película debido a coreografías muy estudiadas y a un manejo de la dirección muy acertado, son interrumpidas a menudo por el intento de comedia de Hart. El hombre de Toronto lucha durante toda la película para establecer un tono constante. Busca ser un thriller de espías serio, pero también una comedia para todos los públicos. Eso no quiere decir que esas dos cosas no puedan ir juntas, pueden como vimos en ‘Kingsman: Servicio secreto‘, pero El hombre de Toronto nunca consigue un equilibrio aceptable.

El personaje de Hart siempre está haciendo bromas a cada línea de diálogo, pero nadie a su alrededor parece darse cuenta ni ofrece una réplica a la altura, provocando que la mayoría de gags no consigan cuajar para sacar siquiera una sonrisa. Las cosas mejoran algo cuando los personajes de Harrelson y Hart finalmente se juntan, ya que el primero hace un esfuerzo monumental por intentar levantar el guion, que consigue en contadas ocasiones. Es agradable ver a Woody Harrelson de vuelta en un papel de acción pura y me recordó a la época de los 2000 cuando Jason Statham nos regaló ‘Transporter‘. En general, El hombre de Toronto es un escaparate para ambos, por lo que los personajes secundarios apenas tienen su minuto de gloria. La representación femenina en el elenco es una mera anécdota, ya que ninguna logra un papel que supere los 5 minutos en pantalla. Incluso Kaley Cuoco solo realiza un cameo, y se nota que Netflix la ha querido ahí solo para poner su nombre en el cartel. Sin embargo, Pierson Fode me ha sorprendido y me ha dejado con ganas de más. Consigue hacer mucho en poco tiempo y nos deja con las mejores escenas de acción de la película.

Crítica de THE UMBRELLA ACADEMY TEMPORADA 3, al mal tiempo buen paraguas

No todo está perdido

El hombre de Toronto
Netflix

Parece que El hombre de Toronto es insalvable, pero no todo está perdido. Como comentaba anteriormente, hay una escena de acción con tintes cómicos que vale la pena ver, ya que es genuinamente divertida y creativa y el mejor momento de la película. Rápidamente, recuerda y se parece a la famosa escena en plano secuencia en una iglesia de la primera entrega de ‘Kingsman’, la cual vuelvo a nombrar y deja claro que es una larga inspiración para la cinta. La escena, grabada aparentemente en plano secuencia, está plagada de acción frenética de cámara, armas y movimientos impresionantes. Sin duda, una única escena realmente buena en una película de casi dos horas no es suficiente para arreglar el desastre, pero es la que hace que El hombre de Toronto apruebe y demuestra lo que podría haber sido la película. Este nuevo producto Netflix se estrena hoy mismo, y no nos vamos a engañar, no te va a cambiar la vida, pero puede que te entretenga el domingo por la tarde cuando no tengas nada más que hacer.

Reseña
El hombre de Toronto
5.5
Artículo anteriorMomias Frescas (Mayo de 2022): De Fred Ward a Ray Liotta
Artículo siguienteCrítica de ‘La lista final’ (2022) [Prime Video]: la decepción final
Estudiante de Ingeniería Infórmatica, amante del cine y las series.
critica-el-hombre-de-toronto-netflixEl asesino más mortal del mundo es conocido como "El hombre de Toronto", y Teddy es el mayor desastre de Nueva York. Ambos se encontrarán en un Airbnb y el destino les obliga a formar equipo para salvarse. ¿Conseguirán aguantarse el uno al otro?