Castlevania

Año: 2017 | Título original: Castlevania | Dirección: Sam Deats | Producción: Frederator Studios / Netflix / Powerhouse Animation Studios / MUA Film | Guión: Warren Ellis | Fotografía: Animación | Música: Trevor Morris | Reparto:  Animación | Género: Animación. Fantástico. Terror | Duración: 100 minutos (4 de capítulos de 25 min).

Nunca he sido el mayor fan de la saga Castlevania, sí que he jugado a muchos de sus entregas más conocidas, como Symphony of the Night, Lament of Innocence o Lords of Shadow, y conozco de su importancia en el mundo de los videojuegos, solo hay que saber que ella y Metroid le dan nonbre a un género, los Metroidvania, por tanto se lo necesario, espero, para conocer el universo que traslada la serie y los parámetros que le han dado tanto reconocimiento a la saga. Pero no podré dar una versión de superfan, enumerando todos los guiños a la saga, de hecho, el juego en el que se basa la serie, Castlevania III de la NES, no he llegado a jugarlo, pero esto también podemos decir que me dará una visión más objetiva o como mínimo diferente de lo que es la serie por sí misma.

Como ya mencioné antes, se basa en el videojuego Castlevania III, que sigue la historia del último miembro del conocido clan Belmont, Trevor Belmont. Quien acude en la ayuda de Europa, después de que Dracula extendiera sus maléficos monstruos por el continente como venganza tras el asesinato de su esposa por parte de la Iglesia.

Crítica de Okja (2017): La película más natural de Netflix

Comencemos con lo que más destaca a simple vista, para bien o para mal, en las series o películas de «dibujos animados», la animación. En este caso, digamos que hace una función más bien neutra, en el sentido de que no será un punto destacable de la serie, al menos en estos primeros episodios, ni te lastrará en verla. La Castlevania de Netflix cuenta con una animación, muy característica de los animes seinen, que no destaca ni sorprende a nadie hoy en día, quizás incluso echo de menos algo más de fluidez en ciertos combates que tiene la serie, pienso que pueden ser aun más impresionantes. Aun así, sí que destacaría la paleta de colores elegidas, tonos muy oscuros y rojizos que van de perlas con el mundo que adapta, chapó en ese sentido.

En el campo sonoro le pasa básicamente lo mismo que con la animación, así que pasemos a las facetas que protagoniza el conocido guionista de cómics Warren Ellis. Para lo que vemos normalmente en las adaptaciones de videojuegos, es bastante competente tanto el guion como sus personajes, cosa que me parece incluso triste. Warren hace una buena labor de guion, presentando una historia y personajes interesantes, muy diferenciados entre ellos, y además le añade un plus, que no se ve ni mucho menos en todos los juegos de Castlevania, como es el factor más humano, en especial el papel de la Iglesia, que podemos decir es el verdadero villano de esta miniserie. Aun así no está exenta de muchos clichés, como es el personaje protagonista Trevor Belmont, y aunque no me disguste, su aptitud chulesca y al principio ajena a todo lo que pasa es demasiado típica, sobretodo en los animes.

Sin embargo, aunque el guion me parece muy decente también tiene unos fallos que me han desmejorado la experiencia. No creo que sea solo culpa del guion, si no también del planteamiento que tenían los productores, me refiero a ese formato serie que he visto implementado de manera casi innecesaria, pues creo que funcionaría mucho mejor como una película introductoria completa, sin sus cortes entre capítulos, que algunos son incluso en mitad de una escena para continuar posteriormente en el capítulo siguiente. Además de que en estos cuatro episodios no da tiempo prácticamente a nada, más allá de presentar a los personajes y dar un matiz del problema que tenemos delante. Entiendo, que era una miniserie más para probar si estas producciones podrían funcionar, a la vista está que ya han anunciado su segunda temporada, pero es algo que lastra la experiencia y que deberían haber llevado de una forma un tanto diferente, con un ritmo y un guion más acorde a una miniserie de cuatro capítulos.

Pero como conclusión final puedo decir que la serie me ha gustado, no es un producto que innove en nada ni sea la panacea en las adaptaciones de videojuegos, pero es muy entretenida de ver, no se te hace pesada, y personalmente me ha dejado con ganas de ver más, así que sin duda veré la segunda temporada que nos está preparando Netflix.

Reseña Panorama
Castlevania
6
Artículo anteriorCristopher Nolan: «Netflix no es más que una moda»
Artículo siguienteÚltimo tráiler de La Torre Oscura
Amante del cine desde chiquitito. Llevé el anillo único al Monte del Destino en 2 días, elegí la pastilla verde en Matrix, vi que había dentro del maletín de Pulp Fiction y soy el octavo samurái encubierto.