Crítica Coffee & Kareem (2020) Netflix: Comedia políticamente incorrecta

COFFEE & KAREEM

Coffee & Kareem es una divertida comedia, no apta para todos los públicos, que estrenaba Netflix este viernes 3 de abril. Buen producto, sin muchas pretensiones más que la de arrancarnos alguna carcajada. La mala noticia, la cuarentena comienza hacer mella también la plataforma de streaming líder del mercado y se ha estrenado sin doblaje al castellano, porque se ha dado prioridad a la seguridad de los trabajadores del sector.

Coffee & Kareem son los dos nombres de la extraña pareja protagonista de esta película. Coffee (Ed Helms) es un honrado pero inepto policía de la ciudad de Detroit al que se le escapa un narcotraficante cuando se disponía a llevarlo detenido a la comisaría. Coffee tiene una relación amorosa con una enfermera de raza negra. Kareem (Terrence Little Gardenhigh) es el malhablado hijo de esta, el cual odia profundamente al que parece posible se convierta en su nuevo padrastro. A Kareem se le ocurre la maravillosa idea de contratar un matón para que le de una paliza a Coffee, pero se convierte en testigo de un asesinato y Coffee se erige entonces como su compañero y protector. Desde ese momento la película se torna en un ir y venir disparatado, alternando escenas de acción con situaciones absurdas, que a buen seguro, os arrancarán alguna carcajada que otra.

Coffee & KareemVer Coffee & Kareem En Netflix

Así pues, tenemos una suerte de buddy film o película de amigos, en forma de comedia, como suele se habitual, con una tendencia bastante clara a los gags políticamente incorrectos. Está repleta de chistes que no se cortan de meter cualquier tema polémico como sexo, drogas, violencia, racismo, machismo… Incluso se atreven a hacer algún chiste relacionado con la pederastia. Pero no pensemos que son gags que se mofen de estos temas per se, haciendo un sin fin de clichés con poca elegancia, sino que hábilmente lo hacen de los prejuicios que tenemos como sociedad en torno a ellos.

Coffee & Kareem está dirigida por el canadiense Michael Dowse. Es su octava película, todas ellas en tono de comedia, al igual que sus trabajos en formato serie, dirigiendo capítulos de las muy recomendables y divertidas Future Man o Preacher. Solo he podido tener la oportunidad de ver uno de sus anteriores filmes, Amigos de más (2013) con Daniel Radcliffe y Zoe Kazan pero a buen seguro intentaré probar con alguna más porque me gusta el humor de este director y creo que escapa un poco de las típicas comedias blancas que suelen proliferar en los últimos tiempos.

Coffee & Kareem

En lo que se refiere al apartado actoral creo que el nivel es bastante bueno y todos los personajes además de estar dotados de singular personalidad socarrona están muy bien interpretados. A destacar, su protagonista Ed Helms, que es un viejo conocido en películas de comedia y seguro lo recuerdan por algunos de sus trabajos en la trilogía de Resacón en las Vegas, Giro Inesperado (2014), Vacaciones (2015) o en la maravillosa e hilarante serie de TV, The Office (2005). Terrence Little Gardenhigh, en el papel de crío tocapelotas deslenguado, hace un debut de forma bastante acertada.

Con poco más que añadir, recomiendo esta Coffee & Kareem que siendo un plato bastante ligerito nos aporta auténticos momentos de divertida locura que tanto nos hacen falta estos preocupantes días de cuarentena a los que nos vemos abocados.

15 ESTRENOS DE NETFLIX PARA ESTE MES DE CUARENTENA

Reseña Panorama
Coffee & Kareem (2020) Netflix
6.5
Perdidamente enamorado del cine. Me marcaron desde pequeño Hitchcock, Spielberg, los Marx y Chaplin. Luego llegaron Kubrick, Kurosawa, Berlanga, Leone, Fellini y Wilder y el amor se convirtió en obsesión. Entre mis directores activos favoritos se encuentran Médem, Arofnosky, Tarantino, Park Chan-wook, Lars von Trier y mi mancheguito preferido, Pedrooooo. Mi película predilecta es la Noche del Cazador y por Lost MA-TO.