Peaky Blinders

Ya ha regresado la familia mafiosa favorita de muchos de los aficionados al mundo de las series. En esta 5ª temporada, los Peaky Blinders vuelven más arreglados y mejor vestidos, pero con el mismo corazón de siempre. Sin duda nos encontramos ante una 5ª temporada de transición. Una temporada que prepara el camino para lo que aparenta ser una gran 6ª (¿y última?) temporada. 

La última temporada de Peaky Blinders, disponible en Netflix desde el pasado 4 de octubre, (aunque el 25 agosto empezó a emitirla la BBC) ha aterrizado en nuestros televisores y probablemente a la mayoría de sus fans les ha sabido a poco.  Al igual que sus temporadas predecesoras, esta última temporada cuenta con 6 nuevos capítulos de las aventuras de los hermanos Shelby. 

Pero ¿ha gustado esta temporada? ¿Cual ha sido la reacción de «el pueblo»? En mi opinión esta es la entrega que, de momento, más ha dividido al público. Si bien la mayoría coincide en que la tercera temporada es la menos atractiva de la serie (a mi parece fue una temporada con una trama muy necesaria para el desarrollo del personaje principal), en esta nos encontramos con amores y odios. 

Al igual que esa 3ª tanda de episodios, esta quinta de Peaky Blinders es necesaria para construir lo que puede ser el final definitivo de la serie (sobre esto no hay nada claro). A pesar de ser claramente una temporada de transición, no pierde la fuerza que caracteriza a la serie. Consigue atraer e impresionar al espectador con golpes de efecto  que harán que los 6 capítulos te sepan a muy poco y quieras la siguiente dosis de forma inmediata, como si del opio  de los chinos de la serie se tratara.

El principal defecto de Peaky Blinders  es que sus grandes virtudes y las características que la han convertido en una de las series favoritas del gran publico han podido o pueden convertirse en sus futuros defectos. Cámara lenta y Rock And Roll. La serie trata de no arriesgar en las técnicas que sirvieron para conquistar a sus espectadores. Siguen intactas las escenas donde los miembros de la familia Shelby andan tranquilamente en slow motion por las sucias calles de Birminghan al ritmo de una música anacrónica, cargada de guitarras y baterías, dejando atrás explosiones. ¿Se arriesgarán más en un futuro o seguirá repitiendo las mismas técnicas que tan bien les han funcionado?

En esta nueva temporada, la trama de los Peaky Blinders se desarrolla en un contexto mucho más político que las temporadas anteriores (como imaginarán todos los que ya hayan visto la anterior temporada). La elección de aliados y enemigos será una de las decisiones que marcarán el futuro de la familia, así como las estrategias y cálculos que deberá de realizar Thomas Shelby para conseguir sobrevivir a situaciones muy complicadas.

Es posible que en esta temporada se eche en falta más acción que en las anteriores. El espectador podrá comprenderlo dado el contexto de la temporada y sus circunstancias pues, como he comentado antes, esta temporada no es más que la antesala de lo que queda por venir. 

El drama familiar y las divisiones internas se agudizan. El contexto político, social y económico externo se complica. El personaje de Thomas Selby se verá envuelto en una crisis interior que deberá de salvar para poder continuar con sus planes. 

Esta última temporada de Peaky Blinders va a conseguir que esperes con más ansias aún si cabe el estreno de la siguiente temporada ( que se calcula para principios de 2021).

 

 

 

Reseña Panorama
Peaky Blinders (5ª T)
7
Artículo anteriorHBO (18 Octubre 2019 – 31 Octubre 2019): Próximos Estrenos
Artículo siguienteCrítica de «Vida Perfecta» (2019): ¿Esto es por la lavativa?