Después de La Juventud, Paolo Sorrentino se atreve a remover las entrañas de la iglesia con The Young Pope. Y estas son mis impresiones del primer capítulo.

La primera escena de The young Pope es perturbadoramente magnifica. Esa montaña de bebes desnudos y el nuevo Papa saliendo de ellos. Me recordó a las surrealistas escenas del cine de Marcello Mastroiani o el de Pier Paolo Pasolini. Solo es un sueño, así que no me pondré cinéfilo plasta y comentare mis impresiones como espectador del montón.

Si un Papa diera ese discurso, a pesar de mi ateísmo, lo seguiría donde quisiera.

Pero antes una breve presentación o sinopsis. Jude Law es Lenny Belardo, el primer Papa estadounidense. Su nombre papal será Pío XIII y es elegido para dar una imagen cercana y actual a la iglesia católica. Un Papa al que poder manejar, un monigote. Pero no. Ni mucho menos. En la siguiente escena vemos el momento en el que Lenny va a realizar su primer discurso como Papa. Si un Papa diera ese discurso, a pesar de mi ateísmo, lo seguiría donde quisiera. Pero es otro sueño. La ampulosidad de la escena, con una música semitechno, unos planos desconcertantes y esa luz en la escena que magnifica todo lo que le rodea. Magnífico. Como el resto del capítulo de presentación, donde las intrigas se van sucediendo.

young pope
Jude Law como el Papa Pío XIII y Diane Keaton como la hermana Marie

Ya nos vamos encontrando en este capítulos con personajes que serán muy importantes en la trama. Lenny se trae como escudera a la hermana Mary, quién lo cuidara en el orfanato. Un Papa estadounidense, joven y huérfano. Todo un personaje. La hermana Mary, interpretada por Diane Keaton, será uno de los personajes que vele por la seguridad del Papa. Además, al parecer es una figura materna para Lenny. Por otro lado está el cardenal Voiello, interpretado por Silvio Orlando. Parece más que probable que tenga más de un enfrentamiento. Y Javier Cámara en el papel del cardenal Gutierrez, personaje con apariencia cándida y bondadosa.

Con este tablero de intrigas se presenta The young Pope. Pero me dejo algo, una cosa muy importante. El personaje que interpreta Jude Law es fascinante. Un Papa arrogante, ambiguo, enigmático, pero sobre todo con un magnetismo y atractivo que no deja dudas. Solo hay que preguntarle si quiere cambiar su Cherry Coke del desayuno por un Coca Cola Light. O a ver quién se atreve a decirle que no fume. Pero no es sólo eso, algo está maquinando y ya tengo muchas ganas de verlo en el segundo episodio. Promete emociones fuertes.

Advertisements