La película Deadpool podría optar a un premio de la Academia, cosa que a Ryan Reynolds le habrá encantado.

Parece que el sueño de Deadpool, el superhéroe más gamberro de Marvel, podría hacerse realidad. Y no, no es que Hugh Jackman haya aceptado con aparecer en la segunda parte como Lobezno, o que tenga chimichangas gratis de por vida. Ese sueño podría ser conseguir el Oscar a Mejor…. Maquillaje. Y es que todo en la vida no puede ser perfecto, pero seguro que también le hace mucha ilusión esta posible candidatura, ya que hasta el momento solo está preseleccionada.

Para ello, la cinta dirigida por Tim Miller y protagonizada por Ryan Reynolds, tendrá que luchar con varías películas. El listado de enemigos de Deadpool para la consecución de la estatuilla es el siguiente:

Suicide Squad, Star Trek Beyond, The Dressmaker, Florence Foster Jenkins, Hail Caesar! y A Man Called Love.

Hay que recordar que el equipo de maquillaje hizo soportar durante cuatro horas semejante careto al pobre de Ryan Reynolds, cosa que al final podría tener su premio por parte de la Academia. Un gran comienzo de año y un golpe de moral para afrontar la preparación de la secuela, después de la marcha de Tim Miller en la dirección.

Advertisements