Stranger Things

La semana pasada se estrenaba la segunda temporada de Stranger Things, ahora tras la maratón de los fans, la pregunta es evidente: ¿Y la tercera temporada que?

Los hermanos Duffer lo han vuelto a hacer. La segunda entrega de Stranger Things ha supuesto todo un éxito, que como mínimo ha mantenido el nivel de su primera entrega, si no la ha superado para muchos. Ahora toca mordernos las uñas esperando la tercera temporada.

Empecemos por el final (SPOILER)

¿Qué ha supuesto el final de la segunda entrega para el inicio de la tercera? Era obvio desde un principio que el final sería abierto, pues antes del estreno de esta nueva temporada, ya sabíamos que Netflix había renovado por una tercera. Así que el último episodio nos dejaba con todos nuestros protagonistas felices y contentos en el baile de de fin de curso, creyendo que han derrotado al monstruo de la temporada… pero no, no es así. El final de este capítulo, al igual que ocurría con el season finale de la primera temporada funciona como una especie de teaser de lo que ocurrirá a continuación.

«Han cerrado la puerta a esta cosa pero todavía está ahí fuera y no conocía la existencia de Eleven, pero ahora es muy consciente de ella» (Ross Duffer)

Si la amenaza ya era grande… atémonos los cordones ante el posible control de la bestia en Eleven.

Otro de los temas que van a tener especial peso, será la pubertad y como esta «maravillosa» etapa de la vida afecta a las relaciones.

No hay dos sin tres… pero… ¿y cuatro y cinco?

Los hermanos Duffer ya han declarado que no quieren estirar el chicle, y que el final de la serie está en su cabeza.

«Estamos pensando en que esto podría ser cosa de cuatro temporadas y acabar (…) Tenemos que seguir ajustando la historia. No sé si podremos justificar que una cosa mala les suceda cada año (…) En algún momento van a tener que dejar ese pueblo, ¡es ridículo!» (Ross Duffer)

La tercera temporada empieza con problemas

Hablamos de problemas de producción, más allá de los que puedan sufrir nuestros protagonistas favoritos. Un caso de posesión de drogas relacionado con Charlie Heaton, l actor que da vida a Jonathan Byers. Los hechos son los siguientes:

Charlie Heaton debía asistir el pasado viernes al estreno de Stranger Things 2, en concreto a un programa en particular a modo de promoción. El estudio se encontraba en Los Angeles, donde uno de los perros de las autoridades aeroportuarias comenzó a oler su equipaje. Los agentes aduanas descubrieron restos de polvo blanco que al final resultó ser cocaína por lo que el actor fue deportado a Reino Unido, su país de origen.

 

Algunos medios han publicado que se trataba de cantidades mínima, además de que el actor no fue ni siquiera detenido. Sin embargo el problema recae en que este incidente impediría al actor trabajar de nuevo en EEUU, por lo que dificulta su aparición en la tercera temporada de Stranger Things.

Por el momento Netflix no ha hecho declaraciones al respecto.

¡Netflix cancela House Of Cards!

 

Artículo anterior¡Nuevo tráiler de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi!
Artículo siguienteEl Rey León: Disney confirma el reparto de la película en imagen real, con Beyoncé incluída
Clarinetista a tiempo completo, devoradora de libros y seriadicta en rehabilitación. Gracias a mi giratiempo, si es necesario, me teletransporto a Fargo, Neo-Tokyo, Caprica o donde sea menester. Una película: La "Principesa" Prometida...