Power Rangers

Al igual que con todos los blockbusters que llegan, salen a la luz las primeras críticas de Power Rangers y…es mejor de lo que esperábamos.

En medio de una crisis de ideas como se ve inmersa la actual Hollywood -con cientos de refritos, reboots y secuelas imposibles-, toca tirar de nostalgia y estrenar títulos como la actual Power Rangers, que partía como una de las favoritas para posicionarse en el ojo del huracán de toda la ira cinéfila. Sin embargo, las primeras críticas no son del todo contundentes, aunque sí duras, y coinciden en que el blockbuster es mejor de lo que esperábamos. Pero, ¿qué esperábamos?

El rasgo más criticado en general ha sido el hecho de reflotar a unos Power Rangers en pleno 2017: Hace 25 años, Power Rangers se estrenó como una diversión de superhéroes para niños, y tenía su gracia, pero ahora estamos tan inundados por la cultura de los superhéroes que los niños ya no necesitan la versión segura, aburrida y mimada para críos” asegura Owen Gleiberman en Variety. No obstante, David Ehrlich señala para The Wrap que la película sí ha aprendido de los errores de sus compañeras de Hollywood y asegura que “Le doy puntos a Power Rangers por no repetir uno de los grandes errores de las películas; aquí, el set del pequeño pueblo que se convierte en campo de batalla para los grandes héroes contra la villana parece más pueblo y menos set que lo que estamos acostumbrados a ver, incluso en las caras películas de superhéroes (Si le echáis un vistazo a Thor, sabréis de lo que hablo).

El aspecto tecnológico es la mayor de las alabanzas para la crítica internacional. Según The Hollywood Reporter “Si la leyenda de los efectos especiales Ray Harryhausen pudiera bajar la mirada desde las nubes para ver este demonio de líquido brillante, diría que es fantástico”, a lo que añade que “Para los fans más antiguos, esta nueva entrega preserva algunas de las características más amadas de la franquicia original, actualizadas para reflejar los avances tecnológicos”.

Por último, todos los medios coinciden en que “estos adolescentes son personajes más tridimensionales que sus predecesores” y que, en definitiva, “es una película boba de cabo a rabo, pero por muy boba que sea, es mejor de lo que podrías esperar”¿Qué opinas? ¿En serio me estás diciendo que no has visto su tráiler? 

Artículo anteriorCrítica de Morgan (2016): Entretenimiento de Usar y Tirar
Artículo siguienteUn mes para la T3 de Fargo y…¡PRIMER ADELANTO!
Viejoven. Cinéfilo hasta las trancas y administrador de Cinéfilos Frustrados: Tu PEOR blog de Cine y Series, donde tengo la suerte de poder contar mis opiniones y gustos por el Séptimo Arte.