Otro año más pongo todas mis esperanzas en que el Cine español aprenda de sus errores. Pero cuando hay tantos que subsanar… es difícil. Una gala desigual y una alfombra roja de chiste. La alfombra roja de los Goya 2017 ha sido un despropósito.

La alfombra de los Goya 2017 ha sido con diferencia de las peores que he visto en los último años. Pocas novedades, falta de imaginación o un exceso de ésta. Para mí, una oda al disfraz, que en muy pocos casos lograron pasar del suficiente.

Y es que mi intención al ponerme a escribir este artículo era sentarme frente al pc, y desglosar lo mejor y lo peor,  una vez mi cabreo de anoche se hubiese diluido. Al final ha salido esto:

Se supone que tenemos buenos diseñadores, pero como siempre el exceso es peligroso. Eché en falta más confección íbera.

Tarde para la ira se alzó con el máximo premio en Los Goya

Las novias de los Goya

Nuestras actrices pensaron que la mejor forma de destacar era vestirse de “novias a lo moderno”. Así que un gran número de intérpretes optaron por acudir a la cita blanca e inmaculadas.

  • Aitana Sánchez Gijón eligió este diseño con regusto a rancio. Basaldúa tiene la culpa de esas mangas imposibles. (×)
  • Una de las que me sorprendió para bien fue Antonia San Juan. La veterana no dejaba ver a la icónica Estela Reynolds por ningún lado. Sencillez y estilo se dan la mano en su oufit. (√)
  • Elena Ballesteros se sumo a la tendencia, situándose en la delgada línea que separa el bien del mal. Un vestido  de Monique Lhuillier al que para mí le faltaba algo, pero del que no podemos decir que sea una mala elección en su totalidad. (×)(√)
  • María León se tiró una caja de Kleenex por encima y quedó así de estupenda. (×)
  • Dior Haute Couture dejó a Michelle Jenner un tanto apagada y envejecida. El modelo resultaba anticuado y insulso. (×)
  • La ex-serrano Natalia Sánchez se marcó este diseño Neutrex Futura. El escote es nada favorecedor.
Las novias

El eje del mal

Mira que había horteradas, salidas de tiesto, y demás insultos al buen gusto, pero los siguientes se lleván el Goya al Horror por méritos propios.

  • Bárbara Lennie es preciosa, nadie lo discute. Y eso hace que para ella sea muy fácil dar la talla en estos eventos… Sin embargo no sabemos en que estaba pensando cuando decidió que lo mejor para ayer era plantarse este híbrido entre traje de cabaret, pitonisa y lámpara de pie años 20. Lo peor es que el autor de ese desaguisado es Gucci.(×)(×)(×)
  • Fue la noche de Emma Suárez. Dos goyas se llevó a casa la actriz. No obstante no creemos que con el paso de los años se sienta orgullosa al ver las fotos de la gala. El tono de su vestido era demasiado similar al de su pelo dotando al conjunto de un aspecto plano. Lorenzo Caprile la vistió para el evento. (×)(×)
  • ¡Mirad que es sencillo que ellos acudan bien a estas citas! Un buen traje, y un corte de pelo e impecables. Pues no. Eduardo Casanova quiso innovar y vaya que si lo hizo. Un trinomio rosa palo, blanco y negro digno del vestuario del baile de graduación de cualquiera película américana de los 90. Además lo coronó con el oxigenado capilar… (×)(×)
  • Y sin lugar a dudas lo peor de lo peor fue ella. Una de las nominadas, a mejor vestuario para más inri. No sé como definir el look, o los looks de Cristina Rodríguez. El vestido Jekyll vs Mr Hyde no hay por donde cogerlo. ¿Es probable que la estilista quisiese hacer un guiño a su Benidorm natal… sin dejar de ir de largo?  (×)(×)(×)(×)(×)(×)

 

Esta imagen puede herir tu sensibilidad

Todo al negro

Black is black. No hay nada más elegante sobre la faz de la tierra que un total look al negro. Ellas lo saben, y por eso han apostado sobre seguro.

  • Penélope Cruz es ya una alumna aventajada en lo que a alfombras se refiere, lo de la actuación ya lo dejaremos a gusto personal. En esta 30 edición de los premios nuestra intérprete más internacional optó por enfundarse este sexy Versace. Escotazo y pierna a lo Angelina le valen una buenas críticas en cuanto a estilismo. (√)
  • Silvia Abascal y su Armani Prive fueron de lo mejor de la noche. Un soplo de modernidad y estilo digno de las mejores alfombras. El terciopelo negro se combinaba con unas arriesgadas plumillas multicolores en este vestido de corte sirena y mangas asimétricas. (√)(√)(√)
  • Amaia Salamaca demostró que Pronovias puede hacer algo más que vestidos trasparentes para la Pedroche. Simplemente increíble. El detalle del colgante en la espalda era el broche perfecto para este sueño hecho vestido.  (√)(√)(√)

 

Elegancia en negro

 

El Top 3

Las siguientes en pasar por nuestro repaso aciertan con diseños actuales, modernos, fresco y nada convencionales.

  • Leticia Dolera apostó fuerte y arriesgado. No todo el mundo puede llevar con gracia esas mangas, pero a mí me convenció. Alicia Rueda firma este diseño entre modernista y romántico.  (√)(√)
  • La tinerfeña Toni Acosta también  confió en Rueda para la cita. Y también se la jugó. Amarillo pastel no apto para supersticiosas y pantalón con cola. Y al igual que a su compañera de profesión le salió bien.   (√)(√)(√)
  • Lo mio con Natalia de Molina no es objetivo, lo sé. Pero la actriz tiene un porte natural que hace que se ponga lo que se ponga brille. Su Stella Maccartney podría haber resultado vulgar en cualquier otra maniquí, pero en su caso el corpiño de tintes lenceros y los brocados florales la hacen emerger como una ninfa etérea y delicada.   (√)(√)(√)
Arte hecho confección

La arquitectura en los tejidos

Dos mujeres con un saber estar innato compiten por quien luce mejor volutas téxtiles imposibles.

  • Nieves Álvarez está perfecta, pero como siempre. Siempre blanco y negro, siempre maxi faldas, y siempre Stephane Rolland. El idilio entre la modelo y el diseñador debería dejarle espacio para lucir algo más.
  • La homenajeada de la noche se vistió de reina para la cita. Ana Belén hizo de su vestido un homenaje a su amigo, el fallecido Jesús del Pozo, con un impresionante diseño a medida hecho por la firma homónima.

P.D: Al menos la Alfombra siguió siendo roja.

 

Advertisements