Como cada inicio de año todo cinéfilo frustrado debe mirar el calendario de los próximos estrenos y marcar las citas más importantes en su agenda.

Como aficionado a las bandas sonoras, lo que hago es mirar lo que están preparando mis compositores de referencia. A continuación, algunas pistas de qué estrenos he marcado en mi agenda.

Un estreno sobresale en la lista.  La nueva entrega de Star Wars: Episode VIII  seguirá contando con el maestro John Williams de quien veremos si le da una nueva vuelta a la ya clásica música que siempre nos transporta por una lejana galaxia.

Sin fecha de estreno tenemos un duo que deseo explosivo, Guillermo del Toro y Alexandre Desplat con The Shape of Water. Poco sabemos puesto que está postproducción y que está ambientada en la America de la guerra fría allá por la década de los ’60. No será el único trabajo del compositor francés, entre ellos destaca American Pastoral.

A principios de Enero tenemos uno de los platos fuertes cinematográficos que es  Silence de Martin Scorsese con la música a cargo de Kim Allen Kluge y que firma junto a su mujer, la pianista, Kathryn Kluge. Aunque son dos desconocidos en bandas sonoras, por lo escuchado en el trailer no tendrá desperdicio y puede ser una banda sonora muy interesante.

El 13 de enero nos llegará La Ciudad de las Estrellas. Con música a cargo de Justin Hurwitz, tendrá muchos números musicales y también de los otros para estar en los Oscars. Próximamente os hablaré de esta banda sonora que ya se ha convertido en una de mis favoritas del año con las primeras escuchas.

Michael Danna repetirá en una película de Ang Lee, estarán juntos en  Billy Lynn, donde veremos la peculiar visión del cineasta con la historia de un soldado americano ascendido a héroe.

Sean Penn intentará por fin tener un éxito como director con Diré tu Nombre Para ello se ha envuelto con la partitura de uno de los grandes, Hans Zimmer.

Ganas de ver la nueva de M. Night Shyamalan y que lleva por nombre Split (Múltiple en la traducción para nuestra cartelera) y que tiene una hipnótica música a cargo de West Dylan Thordson. 

Jed Kurdzel pondrá música a uno de los momentos más esperados por muchos de vosotros, Alien: Covenant con Ridley Scott volviendo a su universo y que ha dejado en manos de Denis Villeneuve la nueva  Blade Runner 2049 con música de otro de los grandes compositores de los últimos años Jóhann Jóhannsson.

Nicholas Britell que ya firmaba como productor algunos temas en Whiplash ahora encabeza la composición de Moonlight, una película de Barry Jenkins y  que algunos la sitúan como la cuota negra en los próximos Oscars.

Y en esa carrera también otra película que mezcla todos los componentes que gustan en Hollywood. Figuras Ocultas es una historia de mujeres afroamericanas abriéndose paso en la NASA y que pone música de nuevo Hans Zimmer. En esta ocasión firma la BSO junto a Pharrell Williams y que ya están en las nominaciones de los globos de Oro de este año.

Michael Giacchino por partida doble en nuevas entregas del Planeta de los simios y también Spiderman o el compositor británico Patrick Doyle en la nueva de Keneth Branagh en Asesinato en el Orient Express serán partituras que deberemos tener muy en cuenta.

Y dejamos en standby muchas películas en un año que puede ser de los más productivos y taquilleros. Un año copado de nuevas entregas en sagas míticas y en otras que van decayendo aunque  siguen con mucho tirón en taquilla… pero eso corresponde a otros artículos.

Advertisements
Compartir
Artículo anteriorPrimer teaser de la serie animada de Big Hero 6
Artículo siguienteBayona quiere dirigir un Superman en solitario
8 años tenía cuando viendo Lou Grant quise ser periodista. A los 13 dirigía el periódico de mi colegio. A los 16 me presenté en una emisora municipal de Barcelona y fui técnico de sonido, locutor y productor. Ahora hago podcasting. El cine es una pasión que me inculcaron mis padres, recuerdo que mi primera peli en el cine fue acudiendo al estreno de Superman. La adolescencia me la pasaba en cines con la doble sesión y luego compraba los programas de mano. Añoro los ’80.