Crítica de “Modern Love” (2019): Amor En Los Tiempos de Amazon

modern love

Modern Love llega a Amazon Prime; John Carney adapta la famosa columna de The New York Times en formato serie y nos entrega en cada capítulo una de sus bonitas historias. La fecha del estreno, por cierto, es el viernes 18 de Octubre.

Anne Hathaway, Tina Fey, Dev Patel, Catherine Keener, Andy Garcia, Cristin Milioti o Sofia Boutella; no, no es la lista de los nominados a los Globos de Oro, ni una enumeración de los asistentes a tal alfombra roja; son parte de los actores que aparecen y encabezan cada uno de los episodios de Modern Love.

modern loveCada episodio nos presenta una historia, con su introducción, nudo y desenlace; con una duración aproximada de 30 minutos, convirtiendo esto en el principal valor de la serie, pues las grandes historias no quedan lastradas por personajes secundarios innecesarios o por situaciones rebuscadas, y los capítulos algo menos buenos encuentran también aquí un gran aliado, donde apenas un par de momentos de inspiración recompensan el poco peaje que hay que pagar. Síntesis, esa gran amiga que muchos parecen no conocer al sentarse delante del ordenador a escribir un episodio, concreción, matiz.

modern loveJohn Carney escribe y dirije, razón más que suficiente para acercarse a la serie. El director de Once, Begin Again o Sing Street compone a través de su tono habitual, ese adorado que algunos añoramos encontrarnos más habitualmente encanto british. Una vez vista la serie al completo a uno le da la sensación de haber visto lo que podría haber sido un Love Actually de esta década, en la que varias historias de amor se narran por separado para hablarnos a través de un cuadro completo; el tema general al que da nombre la serie, Modern Love. Aunque siendo sinceros, lo de Modern sobra; en el título digo, porque encontramos aquí lo que a muchos nos enamoró de aquel pastel navideño y precioso que es la película de Curtis.

CRÍTICA DE GOLIATH; 3ª TEMPORADA

Reseña Panorama
Modern Love
8
Soy un tipo optimista, aunque todo pueda salir mal, que lo hará, nunca pierdo el optimismo. Si tengo que decir las tres cosas que más me definen; primero y más importante, las hamburguesas me gustan sin pepinillo; segundo, los palillos redondos, nunca planos; y tercero, mi madre dice que soy el hijo perdido de Jack Burton... y que nací en Ciudad Esmeralda.