Crítica de McQueen (2018): Enamorado de la moda juvenil

TÍTULO ORIGINAL: McQueen | AÑO: 2018 | DIRECCIÓN: Ian Bonhôte, Peter Ettedgui | PRODUCCIÓN: Salon Pictures / Misfits Entertainment / Creativity Capital / The Electric Shadow Company / Moving Pictures Media | GUIÓN: Peter Ettedgui | FOTOGRAFÍA: Alexander Alexandrov, Will Pugh | MÚSICA:  Michael Nyman | REPARTO: Documentary, Alexander McQueen | GÉNERO: Documental, biográfico | DURACIÓN: 111 MINUTOS.

mcqueen

Por mucho que parezcan dos mundos que no tienen nada que ver, el documental y la ficción no son más que dos patas del mismo asiento. El documental crea una narración por medio de una realidad preexistente y la ficción creando esa realidad. Pero los mecanismos narrativos son exactamente los mismos.

 

Lo que puede variar o no son los objetivos. Quizá en ese aspecto la ficción ocupe un espectro más amplio. Al fin y al cabo uno puede crear todas las realidades que su cabeza conciba. Realidades no hay más que una. Aunque los documentales demuestran mejor que Einstein lo relativa que puede ser esa realidad. Tampoco son categorías absolutas. JFK tira bastante de material preexistente y Bowling for Columbine de metraje realizado ex-profeso. En definitiva: ofrecen dos opciones distintas de dar un discurso. Ni más ni menos. Pero las reglas de esa narrativa vienen a ser las mismas. Así, McQueen es al mismo tiempo un biopic y un documental.

Y vamos entonces al segundo quid de la cuestión: Los biopics (anglicismo simpático pero completamente innecesario… que viene muy bien al escribir para no repetir la palabra biografía)
El género cinematográfico de la biografía tiene asociada una ventaja o un lastre, según se mire. El interés que despierta es proporcional a la atracción que te provoque el personaje en si. Es decir, si te gusta el mundo de la moda y la figura de Coco Chanel, seguramente Coco avant Chanel sea tu película (y también McQueen). Por mucho que no sea un gran título y cinematográficamente no esté a la altura de Truman (por decir uno). Pero claro, si no te estimula el escritor norteamericano, lo último que te va a aparecer es tragarte dos horas con la historia de cómo escribió A sangre fría. Algunos guionistas han dado con la solución para que el personaje en sí no sea ni ventaja ni inconveniente como tal: No contar su historia.
Me explico: Amadeus es la biografía de Salieri (título incoherente donde los haya). Pero no te cuenta la historia de Salieri sino que el hilo argumental es su rivalidad con Mozart. Descifrando enigma es la biografía de Turing, pero el argumento es cómo reventaron los códigos nazis.
Quizá haya personajes que despiertan interés general, como Gandhi o Stephen Hawking.  Películas basadas en sus vidas pueden funcionar para un público más amplio, pero como la independencia india te de absolutamente igual o la física te aburra soberanamente… Las 2 horas de la teoría del todo se te van a hacer eternas (y las 3 te Gandhi ni te cuento).
Dicho todo esto, ahora te puedes preguntar. ¿Es McQueen una película para mi? Pues podría convencerte que para un documental que llega a estrenarse, ya eso de por si es merito para darle una oportunidad, pero hay algo más. Vale que lo mismo te acabas de enterar de que existió ese diseñador. Quizá te suenen de los zapatos esos tan estrambóticos que llevaba Lady Gaga, pero poco más.
A lo mejor tu único contacto con el mundo de la moda es entrar en Primark diez minutos, agobiarte con tanta gente y decirle a tu madre lo que necesitas para cuando vaya ella al centro. Pues aun así, te diría que te va a interesar esta película. Si estás leyendo este blog (en vez de uno sobre moda) es porque el cine es lo tuyo, y ahí es donde vas a encontrar un punto de conexión con la figura de Alexander McQueen.
mcqueen
En un momento del metraje, una de las modelos cuenta que ella veía al diseñador casi como a un director de cine. Ahí te va a enganchar. Puede que los desfiles de moda nos parezca solamente modelos paseando con un vestidito puesto. McQueen te va a quitar esta percepción de la cabeza. Cada desfile es un concepto, una historia. El diseñador tenía una historia que contar y lo hacía por medio de la ropa y de la puesta en escena. Así que si tenías alguna duda al respecto, cosa que dudo, aquí vas  a descubrir que hay cine en todo lo que nos rodea.

Reseña Panorama
McQueen
7
Redactor de cinefilosfrustrados.com - Mi blog personal: Cosas buenas de pelis malas : super8an.wordpress.com