I Care A Lot

I Care A Lot es la última propuesta de Netflix en materia de comedia mezclada con thriller. Una mujer despiadada, que se aprovecha de los inocentes, tiene su encuentro con el karma cuando se mete con quien no se debe meter. Esta es una de esas películas que darán mucho de qué hablar y con bastante razón.

Ver más de nuestras críticas de películas y series de Netflix

La nueva comedia/thriller de Netflix, I Care A Lot está lejos de ser una mala película. Está muy bien producida, tiene caras muy reconocidas y su guión se mueve a un ritmo con el que el público se siente más que cómodo. Nada en ella se traduce automáticamente en un fracaso en el primer visionado.

Sin embargo, a medida que la película avanza, no puedes evitar hacer una pregunta muy importante. Una que puede fácilmente ensombrecer tu perspectiva de su personaje principal y, por lo tanto, su irremediable conflicto. ¿Debemos aplaudir a esta mujer despreciable? La película muestra con orgullo este inevitable dilema hasta el final, cuando todas las piezas parecen encajar después de arrancar con un tercer acto muy intrigante. El rompecabezas moral que parece omitir I Care A Lot va en contra de una decisión natural y fundamental del espectador: Queremos que los malos pierdan y queremos que los buenos ganen.

I Care a Lot 01

En I Care A Lot no se identifican fácilmente los dos bandos, pero eso no significa que los monstruos deban ser redimidos por el bien de una selección en Netflix o para lograr algún tipo de declaración social.

La película cuenta la historia de Marla Grayson, una especialista en estafar al sistema legal. A través de una serie de pasos bien planteados, y de dinero de soborno, ella convence constantemente al sistema legal de que los ancianos no pueden cuidarse a sí mismos. Con una orden judicial, coloca a los ancianos en centros de atención especializada y luego los aísla del resto del mundo, vende sus bienes y se queda con el dinero. Un plan relativamente sencillo contado a través de una magnífica escena introductoria.

Pero la siguiente víctima de Grayson es una señora que esconde un secreto. Cuando esta señora no revela quién es realmente, Grayson confía en que su método funcionará como siempre. Sin embargo, la verdad detrás de la identidad de la anciana es más peligrosa de la que Grayson pensaba. Está claro que se está metiendo con la gente equivocada.

Lo que sigue es un espectáculo hitchcockiano de muerte, violencia y mentiras. Y es algo de lo que no voy a hablar más.

I Care A Lot es la última muestra de poder de Netflix. Su reparto es impecable y no podríamos pedir un mejor conjunto de intérpretes haciendo lo que mejor saben hacer. La película es un vehículo de performance para la infravalorada Rosamund Pike, que domina con gracia cada escena en la que aparece y transmite los valores de su personaje sin ningún tipo de remordimiento. Al igual que hizo en Gone Girl, tiene poder y no teme mostrarlo.

También está muy bien dirigida por J Blakeson, un director relativamente nuevo en la industria. I Care A Lot es un thriller impulsado por los personajes que establece su estilo desde el principio. A medida que la película avanza, sólo se vuelve más emocionante. Es algo que no puedo dejar de valorar en un territorio dominado por Netflix (no es un secreto que sus películas son conocidas por ser aburridas en su elemento dramático).

Pero entonces la película choca con ese muro de integridad cuestionada. ¿Se supone que debemos alegrarnos por la justicia servida que Grayson parece organizar como una mente maestra del engaño? Cuando la película “desciende” en ese interesante cierre, no podemos evitar preguntarnos qué es lo que Blakeson nos quiere contar y de qué nos quiere convencer (la verdad es más siniestra e inaceptable).

I Care A Lot es una película gigantesca que seguramente verás sin plantearte comentarios como el nuestro en una primera instancia. Sin embargo, intenta pensar en la pregunta que seguramente tendrás en la punta de la lengua cuando la película da ese giro oscuro hacia la justicia. Se te permite evaluar. Y también se te permite fruncir el ceño.

Aciertos:

  • El personaje de Peter Dinklage tiene una profundidad pocas veces vista. Me encantó la incertidumbre de sus reacciones.
  • Dianne Wiest está increíble en un papel poco desarrollado.
  • La introducción de la película podría ser el primer acto de algo mucho más oscuro de lo que resultó ser. Esa era la película que quería ver.

Fallas:

  • La encrucijada moral de la película destruye cualquier posibilidad de justificar, y mucho menos de animar, a su protagonista.
  • Algunos personajes desaparecen extrañamente en el segundo acto de la película.

 

Ver más como I Care A Lot en Netflix

Reseña Panorama
Puntuación general
7
Artículo anteriorNotorious BIG: I Got a Story to Tell (2020) Documental Netflix
Artículo siguienteGlobos de Oro 2021: Vencedores y vencidos