El verano en taquilla no ha hecho más que comenzar pero ya acumula dos sonoras decepciones: la de Fénix Oscura, que cerrará la saga X-Men con cifras insuficientes siquiera para cubrir el presupuesto, y Men in Black, aunque en este caso -aún- aspira a poder salvar los muebles.

Que el mundo blockbuster vive inmerso en una espiral de remakes, reboots, secuelas y demás muestras de falta de ideas es una -triste- realidad desde hace muchos años pero tal vez una ristra de fracasos en taquilla en tan descarado intento de exprimir franquicias puede animar a los estudios a probar con nuevas ideas. Vale: no es momento ni lugar para soñar.

La realidad es que Men In Black International ha debutado con 102.2 millones en la taquilla mundial, 28.5 de ellos en el mercado doméstico (23 menos que la original de 1997 y con 22 años de inflación…). Con esta salida es difícil pensar en algo más allá de los 300 millones. Tal vez tenga problemas para llegar a los 250 por lo que el retorno del presupuesto, de momento, no está nada asegurado.

Su compañera en decepción veraniega, Fénix Oscura, añade 33.2 millones y suma 204.2 millones. Y precisamente su final puede ser muy similar al de Men in Black International, es decir, unos 250 millones finales. Sin embargo, debido al mayor presupuesto de la cinta de X-Men, es ya seguro que no recuperará su presupuesto en taquilla. Sonoro fracaso.

Mejor le van las cosas a la secuela de Mascotas, que añade 32.3 millones, suma 154.5 y sigue aspirando a rebasar los 400 finales. La nueva entrega de Godzilla (¿se dan cuenta que no hemos citado ni una sola película original?), sigue algo floja, añade 22.2 millones y aunque suma 339.4 mundiales, difícilmente llegará a los 400 millones en la taquilla mundial.

taquilla 01

Aladdin sigue su exitoso camino sumando 64.2 millones en taquilla mundial, acumula 724.8, apunta todavía a superar los 900 y no descartamos los 1000 millones finales. Sin duda un gran éxito.

¿Y Endgame? Sigue su cruel camino hacia un final muy, pero que muy, cercano a los 2787 millones del record de taquilla mundial histórica de Avatar. Este fin de semana añade 5.6 millones, que son ya 2742.4 mundiales. Su final apenas a 20 ó 30 millones de Avatar sigue siendo una realidad como lo es que una posible argucia comercial para lograr el record sigue estando en mano de Disney.

El verano, no obstante, sigue su curso y ya tenemos encima nuevos remakes y secuelas: el de Muñeco Diabólico (del cual hicimos en su momento un repaso a su saga) y la cuarta entrega de la saga que inició la era del CGI en la animación: Toy Story.

Advertisements